Katy J Pearson – Sound of the Morning

Katy J Pearson es una de esas artistas que picotea un poco de varios estilos. Lo que hace que algunos la metan en carro del folk, otros en el del rock, y unos cuantos más en el del pop. Incluso, se ha dicho que tiene un tono de voz muy a lo Dolly Parton. Aunque eso sí, pasado por el falsete de Kate Bush. Y lo cierto es que, al final, con toda esta fusión de influencias, la artista británica consigue dar con una propuesta absolutamente personal y de lo más interesante. No obstante, su álbum debut, recibió muy buenas reseñas en 2020. Y este segundo álbum va por el mismo camino.

En los dos años que han pasado desde su álbum de debut, Katy J Pearson ha explorado unas cuantas facetas más dentro del mundo de la música. Primero, colaborando vocalmente en el último trabajo de su amigo Orlando Weeks. Y un poco más tarde subiéndose al escenario con los geniales Yard Act. De hecho, el disco está coproducido por Ali Chant, que también ha producido el debut de estos últimos. Pero el caso es que, todas estas aventuras musicales, le han servido de inspiración para las canciones de este ‘Sound of the Morning’, que es un tanto más pop y directo que primer trabajo. De hecho, se podría decir que es toda una colección de hits.

Aunque el disco se abre con el introspectivo, y algo folk, tema que le da título, no es el camino que sigue mayoritariamente en el resto del álbum. Aunque hay que decir la canción está bastante bien. Pero el caso es que prefiere irse hacia el mundo del pop. Y hay que decir que acierta de pleno. Solo hay que escuchar esa joya llamada “Talk Over Town”, en la que se va al lado más indie del asunto. O esa “Riverbed” algo más “americana”, que es una autentica delicia. Además de la acelerada “Confession”, donde se acerca a los noventa, o ese himno lleno de guitarras potentes llamado “Alligator”.

Katy J Pearson está en uno de esos momentos de su carrera en el que todo le sale bien. Porque hay veces que lleva ese pop a mundos algo más extraños, y sale más que bien parada. Es el caso de “Howl”, donde se mete en mundos un poco mas avant-garde y se saca de la manga una canción menos evidente, pero igual de adictiva. De hecho, su estribillo, coronado por unas trompetas, es de los mejores del álbum. O de “Float”, en la que se adentra en terrenos del slow-disco y se hace con uno de los grandes temas del álbum. Además, como dato curioso, a la batería está Morgan Simpson de black midi. Eso sí, para terminar, vuelve al pop vigoroso y nos deja la estupenda “Willow’s Song”.

8.1

3 comentarios

  1. yellowsnow77 · julio 22

    mediafire.com/file/1r58gpszi2aw2fq/sonido+de+mañana.zip/file

  2. ¡Un bella voz!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s