TRAAMS – Personal Best

Aunque TRAAMS nunca se separaron oficialmente, sí podemos decir que estamos ante su álbum de reunión. El grupo británico publicó su segundo trabajo en 2015, y tras una gira y un single nuevo, en 2017 decidieron dejar de hacer música juntos. Pero lo cierto es que este descanso les duró poco, porque, dos años después, estaban trabajando juntos de nuevo. Hasta que llegó la pandemia y les hizo volver a tomarse otro descanso. Y la verdad es que, aunque no haya pasado mucho tiempo, sí que estamos ante una banda absolutamente renovada, y que cuenta con un sonido que nada tiene que ver con el de sus dos primeros trabajos.

Antes del cierre por la pandemia, TRAAMS estaban trabajando en las canciones de este ‘Personal Best’ como lo habían hecho siempre, con guitarra, bajo y batería, pero eso cambió con los meses de encierro y sus posteriores ensayos. Allí es cuando se dieron cuenta que esos temas necesitaban otro envoltorio. Aunque también fue un poco fruto de la casualidad, porque no podían hacer mucho ruido en el local de ensayo y cambiaron la batería por una caja de ritmos. De hecho, solo tocan las baquetas en “Dry” y “Comedown”. Y, aun así, no tienen mucho que ver con todo lo que han hecho hasta ahora. Sobre todo, la primera, que los mete de lleno un post-punk de lo más oscuro y denso.

Se podría decir que ahora mismo estamos ante una banda más cercana del kraut y a los sonidos motorik que a otra cosa. Esa caja de ritmos que ha entrado en juego ha hecho que su música se vaya hacia esos derroteros. Y lo cierto es que manejan de maravilla estos sonidos. Algo que demuestran en la estupenda “Sleeper”, donde su mundo se vuelve un tanto ensoñador, y en donde cuentan con la voz invitada de Soffie Viemose, de la banda danesa Lowly. Pero también se puede comprobar en “Shields” y “Hallie”, dos temas en los que se aceleran un poco más, y en los que sus guitarras también rugen un poco más.  

Hay dos cortes que brillan un poco más que el resto en el álbum. El primero es “Breathe”, toda una epopeya de nueve minutos que se cuece a fuego lento. Pero lo cierto es que, aunque va subiendo de intensidad, y las guitarras van surgiendo, nunca llega a estallar. Y esto es bueno, porque ritmo pausado, su teclado, y el juego de voces entre Stuart Hopkins y Liza Violet de Menace Beach, funcionan a la perfección. El otro es “The Light at Night”, todo un pepinazo en el que fusionan ese lado kraut con su mundo post-punk. Y lo hacen con la ayuda de Joe Casey de Protomartyr y su característica forma de cantar, o, mejor dicho, de interpretar la canción.

7,9

Un comentario

  1. yellowsnow77 · julio 26

    mediafire.com/file/kn2zl1t3vq9x4b6/mejor+personal.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s