Peter Matthew Bauer – Flowers

Parece mentira, pero han pasado cinco años desde que Peter Matthew Bauer publicó su estupendo segundo trabajo. El que fuera bajista de The Walkmen inició su carrera en solitario con muchas ganas, pero lo cierto es que hemos sabido muy poco de él en último lustro. Y es una pena, porque creo que es el miembro que estaba llevando mejor la separación/descanso de la banda neoyorquina. O, por lo menos, es el que ha publicado canciones más interesantes que no se salen mucho de su sonido de siempre. Así que es una gran noticia tenerle aquí con un nuevo álbum en el que sigue desplegando todo ese talento que estaba escondido tras un bajo en The Walkmen.

Flowers’ continua donde Peter Matthew Bauer lo dejó hace cinco años. Es decir, que estamos ante otra colección de canciones en la que las guitarras sucias se fusionan con las acústicas y con una sección rítmica en la que no es difícil escuchar algún bongo que otro. Además de un buen manto de teclados. Pero esta vez hay algún cambio que otro. Para empezar, buena parte de las baterías del disco las ha grabado Matt Barrick, su compañero en The Walkmen, que también se ha encargado de la producción. Y según el propio Bauer, se ha topado con un pedal de distorsión que le ha cambiado su forma de tocar la guitarra. Algo que se aprecia de sobra en “The Skulls”, una joya que no desentonaría en cualquier disco de su antigua banda. Pero también en el potente tema que da título al disco, que es una pasada.

Una de las cosas que más me gustan de la propuesta de Peter Matthew Bauer es como lleva su folk psicodélico a mundos más pop. Tiene talento de sobra para coger unos bongos y una guitarra acústica y hacer con ellos una pegadiza canción de lo más melódica. Es el caso de “Mountains on Mountains”, un tema oscuro y triste sobre los recuerdos que se desvanecen que, sin embargo, al final, tiene un cierto punto optimista. O de una canción como “21st Century Station”, que cuenta con un sorprendente ritmo reggae que es una delicia. Aunque en ella, no pierde ese toque lo-fi que tiene su música.

Lo cierto es que Peter Matthew Bauer no necesita muchos efectismos para que sus temas funcionen. Como ejemplo tenemos “Miracles”, una bonita e intensa canción en la que apenas necesita una guitarra, y en la que solo se permite estallar un poco en el estribillo. O “East”, donde se decanta por un sonido más preciosista que, la verdad, le sienta maravilla. Eso sí, para cerrar, prefiere entregar la canción más potente de su carrera. “Chiyoda, Arkansas, Manila” es un corte lleno de subidas y bajadas en el que la batería de Barrick va entrando con una fuerza que no habíamos visto ahora. Además, Bauer canta con una agresividad inédita hasta el momento, y sus teclados rebosan épica. Lo que hace que estemos ante el final perfecto para otro gran disco del norteamericano.

8

Un comentario

  1. yellowsnow77 · septiembre 27

    mediafire.com/file/gsmqfyh3d044drz/flores.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s