De Lux – Do You Need A Release?

Me da mucha rabia que De Lux no sean una banda más conocida. El dúo californiano formado por Isaac Franco y Sean Guerin tiene tanto talento, o más, que muchas de las bandas que nos hacen bailar a diario, pero, sin embargo, no consiguen el reconocimiento y la repercusión que se merecen. Además, logran algo que no es muy normal en la música destinada a la pista de baile, y es que sus canciones encajan en muchas épocas diferentes. De hecho, esta semana, me puesto bastante sus dos discos anteriores, y me he encontrado moviendo la cabeza de un lado a otro casi sin darme cuenta. Algo que también me ha ocurrido con su nuevo álbum.

De Lux venden este cuarto trabajo como su disco más pop, más bailable, y más bonito, pero también como el más abrasivo. Y esto se debe, en parte, a que por primera vez han grabado en un estudio con la banda que los acompaña en sus directos, los cuales no he tenido la suerte de ver, pero al parecer son de los que dejan huella. Pero también porque Guerin ha compuesto muchas de estas canciones al piano. Es más, se atreven a entregar un par de baladas que bajan la efusividad disco con la que cuenta todo el álbum. Y hay que decir que “Morning Misses Me”, una de ellas, es bien bonita.

Do You Need a Release?’ es un trabajo en el que se han fijado más en la nueva ola de principio de los ochenta, y en concreto, en una banda como Tom Tom Club. Algo que no sorprende mucho, porque todo lo relacionado con los Talking Heads siempre ha estado presente en su música. Pero también aseguran que han buscado esa experimentación con la que contaba el ‘Sandinista!’ de The Clash. Y a todo esto hay que añadirle su talento para dar con la canción perfecta de pop bailable. Solo hay que escuchar “They Call This Love”, el luminoso tema que lo abre, y una demostración de lo bien que manejan esas subidas y bajadas tan propias de la música dance. Una efusividad que también muestran en “Validation”, que es un poco más oscura, o en la espídica “On and On (Till the End of Us)”.

Ese mundo más pop resulta evidente en temas como “New Summers” y “What’s Life”, que cuentan con ese juego de guitarras tan funk con el que triunfaron Talking Heads. Es más, en la segunda, Guerin vuelve a hacer de las suyas, y una vez más se convierte en David Byrne. Pero ojo, que también recurren al lado más synth-pop de esa década de los ochenta que nunca se termina. Y ahí es donde entran en juego “Some Things Never Break” y “Act of Defiance”, dos de los mejores cortes del álbum. Aunque el momento más sorprendente llega con “Belong To You”, en la que se meten sin ningún complejo en el pop más mainstream de esos tiempos de llenos de hombreras y cardados. Y hay que decir que funciona muy bien.

7,9

Un comentario

  1. yellowsnow77 · septiembre 29

    mediafire.com/file/f7nd7rkv8qedum5/relax.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s