Jim Nothing – In The Marigolds

No falla: cada vez que me encuentro con un buen disco de pop guitarrero, están detrás Meritorio, Pretty Olivia o Bobo Integral. Estos tres sellos españoles se están haciendo con un catálogo que ya quisieran muchas discográficas internacionales, y todo desde la independencia más absoluta. De hecho, sus discos, suelen caer en las listas de lo mejor del año de esta casa. Algo que, probablemente, ocurra con el debut de Jim Nothing, una banda de Nueva Zelanda que acaba de publicar este álbum en Meritorio. Un grupo en el que nos encontramos a miembros de Wurld Series (también en Meritorio) y Salad Boys, que han llevado la nueva escena independiente neozelandesa fuera de sus fronteras. Pero tengo que decir que ninguno de los dos suena tan bien como estos Jim Nothing.

In The Marigolds’ es un álbum al que le podemos poner la etiqueta de indie-pop, pero la verdad es que tampoco sería justo. Aquí predominan las buenas melodías envueltas en guitarras juguetonas y, a veces, muy sucias, pero las atacan de formas muy diferentes. Por supuesto, tiran del clásico sonido neozelandés que los emparenta con antepasados como The Bats o The Clean. Algo que resulta evidente en la estupenda “Seahorse Kingdom”, que cuenta con todos los ingredientes de aquello que bautizaron como Kiwi-Rock. O en la más delicada “Fall Back Down”, que es toda una delicia. Incluso en “Only Life”, donde se ponen un poco más oscuros y el violín de Anita Clark toma protagonismo. Pero hay mucho más que esto.

Me gusta mucho lo ecléctico que puede llegar a sonar este debut. Algo que no resulta muy habitual en este tipo de música. Nada más empezar ya sorprenden yéndose al shoegaze con tintes de C86 en “It Won’t Be Long”, pero en seguida cambian de rumbo y nos entregan una “Never Come Down” llena de guitarras crudas y sucias, pero muy melódicas. De hecho, me atrevería a calificarlo de grunge-pop. Y así siguen en el resto del álbum, casi cambiando de estilo en cada canción, y mostrándonos lo camaleónicos que son. Algo de lo que también tiene culpa ese violín que le da un toque de lo más añejo, y casi folk, a temas como “Nowhere Land” o “In The Marigolds”. O que hace que un tema de clásico indie-pop guitarrero como “Yellow House” se convierta en toda una joya de lo más deliciosa. Además de darle el punto melancólico a la estupenda “Borrowed Time”.

No cabe de duda de que Jim Nothing, que, aunque pueda parecerlo por el nombre, no es un artista en solitario, es una de las bandas más interesantes que han salido recientemente de las antípodas. Algo que tiene bastante merito, ya que es una de las escenas más prolíficas de la actualidad.

8.1

Un comentario

  1. yellowsnow77 · octubre 5

    mediafire.com/file/g3ueddd35rrv4fq/jim+nada.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s