Beach Youth – Postcard

No sé si será por las hordas de franceses borrachos que me encuentro todos los fines de semana en mi ciudad -sí, en plena pandemia-, pero aquí estoy con otra banda del país vecino. Eso sí, estos cantan en inglés. Y es que, Beach Youth es un grupo formado por cuatro chavales normandos que están muy cómodos con unas influencias totalmente anglosajonas. Lo suyo es el indie-pop británico de los ochenta, en muchas de sus variantes, y el surf-pop de los sesenta. Porque, además, lo que tienen muy claro, es que su música siempre tiene que sonar a verano. Algo que consiguen sin muchas complicaciones en su álbum de debut.

La mayor parte del tiempo, ‘Postcard’, juega a dos bandas. Por un lado, tenemos una faceta más efusiva y acelerada, la cual les emparenta con buena parte de esos grupos que a principio de este siglo fusionaban el surf con el indie-rock. Ahí es donde entra un trallazo con alma pop como es “Love Yourself II”, que cuenta con uno de los grandes estribillos del disco. Además de nuna acelerada, y algo más punk, “In My Chest”. Pero luego tienen una faceta más british, que los lleva a componer delicias pop como “Two Bedrooms” y “Around Me”, o un corte como “Upside Down”, que no puede jugar más con la psicodelia británica de los sesenta.

Fuera de esas dos facetas, que están bastante bien, aparece un lado más melancólico, y más invernal, que les sienta estupendamente. De hecho, puede que las dos canciones que más me gustan del disco aparezcan aquí. Y es que, “Farawell”, con ese triste punteo de guitarra tan The Smiths, no puede ser más bonita. Pero es en “A Changed Man” donde juegan sus mejores cartas. Aquí se hacen con una de esas canciones de pegada inmediata que te tocan la patata a la primera escucha. Toda una delicia melancólica, en la que se dejan llevar por unas preciosas y limpias guitarras que estallan en un estribillo redondo. Eso sí, no cierran muy bien el disco. Y es que, la acústica “Say Something” termina haciéndose un tanta larga e insípida, y lo de hacerse un Orange Juice en “Back Home” no me termina de convencer mucho.

Ahora que se acerca el segundo verano pandémico de nuestras vidas, no está de más empezar a recopilar algunos discos para disfrutar de los días estivales -aunque sea con mascarilla-. Y el debut de Beach Youth es perfecto para eso.

7,5