Evripidis and His Tragedies – Neos Kosmos

Tengo que reconocer que mi primer contacto con Evripidis and His Tragedies no fue nada bueno. Me los encontré abriendo para Pelle Carlberg en un concierto que dio en la sala Moby Dick de Madrid a principio de 2009, y su pop con tintes cabareteros, no me convenció en absoluto. Pero con los años, me he dado cuenta de que estaba equivocado, y que aquel chico griego que no me dijo nada hace más de una década, se ha hecho con una carrera de lo más interesante. Además, me gusta la pasión que tiene por el pop, y como la transporta a sus discos y sus conciertos. Aunque lo que me ha terminado de conquistar es su último trabajo.

Neos Kosmos’ es el disco synth-pop de Evripidis and His Tragedies, y ya sabéis lo que me gusta a mí una buena melodía sintética. Y si a esto le unes las colaboraciones de Rachel Kenedy de Flowers, y de The Ballet, que son dos de mis bandas favoritas, tenemos el combo perfecto. Además, la producción de Sergio Pérez de Svper, es perfecta. Pero el mérito es de las composiciones del artista griego, que ha conseguido que su pop se adapte de maravilla a esta nueva aventura electrónica, y una colección de canciones que ya quisieran muchos.

Evripidis no se corta a la hora de irse al lado más desenfadado del synth-pop. Es algo que vemos nada más empezar, en la bonita “Girlfriend”, donde se saca de la manga unos teclados luminosos que representan la faceta más colorida de los ochenta. Pero si es cierto que, salvo en esa estupenda parte final de “The Back of His Neck”, no es lo que más encontramos en este trabajo. Su pop se mueve por diferentes caminos, y todos resultan de lo más interesantes. Tenemos su lado más bailable y desenfrenado, donde entran “Your Drems” y “Bitter”. Curiosamente, las canciones en las que colaboran Rachel Kenedy -me chifla su voz- y The Ballet. Y la verdad es que las dos son perfectas. Pero también encontramos una faceta más melancólica, un poco dark, y algo más dramática. Es la que aparece en cortes como “The Reason” y “Melancholia”, las que son mis dos canciones favoritas del disco. Y la cosa no termina aquí, porque también es capaz de llevar su pop juguetón al mundo sintético y hacerse con toda una delicia retro como “Wild Reeds”, o una pegadiza canción como “Matthew”. Aunque puede que lo más sorprenda sea “Nos volvimos a encontrar”, la que es su primera canción en castellano, y una balada un tanto oscura en la que colabora la cantante Francina Ribes.

Creo que este nuevo traje sintético no le puede sentar mejor a Evripidis Sabatis, que al fin y al cabo es el que se esconde tras este proyecto, y la verdad es que espero que le dé continuidad y que no sea una faceta pasajera.

8

Flowers – Everybody’s Dying to Meet You

flowers

Me da mucha pena que los grandes medios “indies” pasen totalmente de Flowers, que no hagan reseñas de sus discos, o que no informen de sus lanzamientos. La banda londinense ha sabido recuperar el mejor indie-pop de los ochenta, le ha dado personalidad, y tiene olfato para crear auténticos himnos de pop melancólico. Por eso mismo no se merecen ese ninguneo por parte de medios como Pitchfork, Consequence Of Sound, o el NME. Ninguno de ellos reseñó su estupendo primer trabajo, y viendo que no han hablado nada de este segundo, tampoco creo que nos encontremos con una crítica del mismo. Ellos se lo pierden, porque han vuelto a crear otra colección de canciones que roza la perfección. Además, hay algún cambio.

Según he podido leer en The Line Of Best Fit (junto con Stereogum, de los pocos medios que han hablado de ellos), la grabación de este álbum estuvo marcada por un pedal de guitarra. Una compra por eBay del guitarrista es la culpable del sonido sucio y crudo que le han dado al álbum. Y es que, la delicadeza y la voz etérea de Rachel Kennedy siguen ahí, pero ahora están acompañados de arrebatos de distorsión. Unos arrebatos que le vienen de maravilla a temas como Pull My Arm, Ego Loss, All at Once, o la contundente Tammy. Pero es en los temas más reposados donde más sorprenden estas tormentas eléctricas. La delicadeza y melancolía que inundan canciones como Bitter Pill, Intrusive Thoughts, la maravillosa How Do You Do, o Russian Doll, chocan con esa crudeza, creando así un sonido realmente interesante, en el que dejan entrever que están tristes, pero también algo enfadados. Aunque la verdad es que, ese endurecimiento de su sonido, le sienta de maravilla a todas sus canciones.

Con Everybody’s Dying to Meet You, Flowers demuestran que se han convertido en una de las mejores bandas del indie-pop actual. Aunque algunos todavía quieran enterarse.

8,1

30 discos de 2014 (15 al 1)

Segunda y última entrada con los discos del año, donde os dejo con los trabajos que más he escuchado en los últimos doce meses. Por supuesto, echaréis en falta alguno, como el de Sharon Van Etten, que se me ha pasado por completo, y lo pensaba meter entre estos 15 primeros. Pero bueno, por lo demás, creo que están todos los que en un principio quería que estuvieran por aquí. El orden, como siempre, podría ser otro, pero hay que poner uno.

impressions

15.Music Go Music – Impressions

new porno portada

14.The New Pornographers – Brill Bruisers

st vincent

13.St. Vincent – St. Vincent

merchandise

12.Merchandise – After The End

spoon-they_want_my_soul-608x608

11.Spoon – They Want My Soul

Lykke_Li-I_Never_Learn_Cover

10.Lykke Li – I Never Learn

Neneh-Cherry-Blank-Project

9.Neneh Cherry – Blank Project

tv on the radio

8.TV On The Radio – Seeds

Beck_Morning_Phase

7.Beck – Morning Phase

Cosmen Adelaida La foto fantasma

6.Cosmen Adelaida – La Foto Fantasma 

cover

5.Dum Dum Girls – To True

The-Pains-Of-Being-Pure-At-Heart-Days-Of-Abandon-608x608

4.The Pains Of Being Pure At Heart – Days Of Abandon

the war on drugs

3.The War On Drugs – Lost In The Dream

kr121-Flowers-DWYWTIWYSD

2.Flowers – Do What You Want To, It’s What You Should Do

140108-future-islands-singles-album-cover

1.Future Islands – Singles

Flowers – Do What You Want To, It’s What You Should Do

kr121-Flowers-DWYWTIWYSD

Últimamente hay muy pocos grupos que me sorprendan, por eso, cuando uno lo hace, le doy mucha cancha. Eso es lo que me está pasando con Flowers, una banda de Londres que saca su debut la semana que viene, y que me tiene totalmente enganchado. Lo más curioso es que no hacen nada nuevo, lo suyo es indie-pop del de toda la vida, y lo único diferente es la voz tan lírica de su cantante, que al final es una de las razones por las que este trabajo termina resultando tan adictivo. Es una mezcla curiosa, y para que os hagáis una idea, se podría decir que si Annie Lennox tuviera un grupo de indie-pop, sonaría así.

Tras la peculiar voz de Rachel Kenedy, lo siguiente que más llama la atención de Do What You Want To, I’ts What You Should Do, es lo bien producido que está, lo bien que suena todo y cómo dan prioridad a sus puntos fuertes (la voz y las guitarras). Y es que, para la producción, han contado con nada más y nada menos que Bernard Butler, que les ha sacado un sonido maravilloso. El que fuera guitarrista (y compositor a pachas) de los dos mejores discos de Suede, se ha convertido en todo un experto productor, y con este trabajo lo vuelve a demostrar. Por supuesto, no todo el mérito es suyo, el grupo se lo ha puesto muy fácil dejándole una colección de canciones enorme.

flowers

El disco empieza con Young, un corte intenso, en el que prefieren que las guitarras se queden en un segundo plano, y que la protagonista absoluta sea la voz de Rachel, así te vas acostumbrando desde el primer momento. Tras ella ya viene todo el arsenal de grandes temas pop, y es que ellos mismos reconocen lo que único que quieren hacer son canciones de pop cortas y sencillas. Además, mencionan a gente como Ramones, Joy Division o Madonna, por eso mismo, porque triunfaron siendo sencillos. Eso sí, la sencillez es la único que han cogido de estas bandas, ya que sus canciones no se parecen en nada a las de estos grupos. Lo suyo es hacer que las guitarras rujan y se den la mano con las melodías, y lo hacen muy bien en cortes como Forget To Fall, Drag Me Down, Worn Out Shoes, Joanna y Lonely, la mejor canción del álbum, y todo un pedazo de hit. Bueno, la verdad es que en este tipo de canciones no fallan, y todas las que encontramos en el disco son más que notables.

También les funciona el asunto cuando se relajan un poco, y se dejan llevar por la melancolía a lo The Smiths. En canciones como If Tell You, I Love You y Be With You aprovechan el chorro de voz de su cantante, y consiguen sacarse de la manga tres baladas intensas y bien bonitas. Además, no resultan pesadas y las van intercalando con dulces temas de puro pop como Anna y Plastic Jane.

Sin duda alguna, nos encontramos ante lo que puede ser el debut del año (en cuanto a indie-pop se refiere), y con una de las mejores colecciones de canciones que vamos a encontrar en todo 2014.

8,7