Go-Kart Mozart – Mozart’s Mini-Mart

Mozart-

No sé si alguna vez he hablado de Felt en las secciones del blog encargadas de recuperar cosas del pasado, pero creo que no. Aquél grupo mítico de pop que creo Lawrence en los ochenta, fue uno de los más influyentes de aquella década, pero, como suele pasar en estos casos, el éxito comercial se le resistió. Tras finiquitar esa etapa, fundó Denim, con los que volvió a contar con la aprobación de la crítica, pero no del público. Así que, harto de todo, también se deshizo de su segundo grupo, y creo Go-Kart Mozart, de la que el mismo dijo que era la “primera banda de caras-b de la historia”. Junto a su inseparable K-Tel, lleva casi dos décadas haciendo lo que le da la real gana, y muchas veces le sale bastante bien.

No es que sea una banda muy activa, y para hacer cada disco tardan unos cuatro o cinco años. Éste lo empezaron en 2012, inmediatamente después de publicar “On The Hot Dog Streets”, el que fue su tercer trabajo, por lo que han estado unos cinco años grabando estas 17 canciones. Algo que resulta curioso, porque la música de Lawrence siempre ha sido bastante lo-fi y sus canciones no están excesivamente elaboradas, pero el hombre se lo toma con bastante calma.

Cajas de ritmos, guitarras que parecen de juguete, pequeñas locuras hechas canciones… “Mozart’s Mini-Mart” es un clásico disco de Go-Kart Mozart. Nada ha cambiado desde que empezaron a finales de los noventa. Ni siquiera las letras, donde sigue criticando lo absurdo de la vida moderna. Por eso hay que verlo desde una perspectiva diferente, y desde el mundo tan personal de este pequeño genio inglés. Se pueden buscar los singles redondos, como ‘When You’re Depressed’, ‘Relative Poverty’ o ‘Zelda in the Spotlight’, pero lo mejor es adentrarse en su sonido, tan sintético y particular, y dejarse llevar. Solo así podréis disfrutar de esas canciones que parecen incompletas; de esos temas que apenas duran un minuto y van directos al estribillo, y de ese rollo amateur que tiene su música. O quizá no os guste un carajo y penséis que es una locura sin sentido. Nunca se sabe.

7,4