Tangled Shoelaces – Turn My Dial – M Squared Recordings and More, 1981-84

Hace poco más de un par de semanas, cuando recibí la nota de prensa del lanzamiento de una recopilación de unos tales Tangled Shoelaces, me llevé una sorpresa de lo más agradable. Y es que, está banda formada en Brisbane en 1980 por tres hermanos, y su vecino, cuando tenían entre 10 y 14 años, es algo inaudito en el mundo del pop. Porque, a pesar de su edad, grabaron un buen puñado de canciones que prácticamente se adelantaron a su tiempo. Lo malo es que, oficialmente, solo llegaron a sacar un single doble, y lo dejaron en 1984. Hasta ahora que han aparecido estas vejas grabaciones.

Turn Your Dial – M Squared Recordings and More 1981-84’ recoge ese single que editaron, y 20 canciones más que Chapter Records ha encontrado en los archivos del mítico sello australiano M Squared. Y la verdad es que resulta fascinante meterse en su mundo. Porque, más allá de que algunas de estas canciones casi sean bocetos y les falten un poco de producción, sorprende ver como manejaban sonidos que casi ni habían empezado cuando formaron la banda. Aquí hay bastante de Television Personalities, de Young Marble Giants, o de BMX Bandits. Además del sonido indie que azotaba Australia y Nueva Zelanda en aquellos años.

Tanto “The Biggest Movie Ever Made”, como “Oceans Away”, que son los dos singles que publicaron en su día, representan lo mejor del pop de aquella época, y hay que reconocer que son dos temazos como la copa de un pino. Y por eso mismo sorprende que no editaran muchas de las canciones que hay en esta recopilación. Porque cortes como “Indulgence”, “Edifus” o “Rejection” cuentan con un gran potencial. Y bueno, “Turn My Dial” y “I Need A Stamp”, que cuentan con un toque bastante infantil, son una delicia. Además, resulta curioso comprobar ahora, cuatro décadas después, lo importante que era tener un sello para enviar una carta.

Una de las cosas que más me ha gustado, es como manejan las cajas de ritmos, y como hacen con ellas verdaderas maravillas. Ahí está la acelerada “World”, que te deja del revés con su mezcla de electrónica y guitarras propias de los mismísimos The Clean. Pero también cuando se dejan llevar por un lado más experimental. Y ahí es donde entra ese sonido tan cercano a Young Marble Giants que comentaba más arriba. Porque “Political Jokes” o “Wental Trap” casi podrían pertenecer al trío británico. Y ojo con “Bordumb”, que acaba con todo un arrebato shoegaze. Y eso en una época en la que Kevin Shields casi estaba aprendiendo a tocar la guitarra.

Sí es cierto que la recopilación palidece un poco por los temas que apenas están producidos y cuentan con un sonido un tanto irregular. Pero bueno, no son muchos, y lo que realmente importa es que, aquí, había una banda con un potencial increíble.

7,8