The Decemberists – I’ll Be Your Girl

The-Decemberists-Ill-Be-Your-Girl-1520866052-640x640

The Decemberists necesitaban urgentemente un cambio de sonido que los sacara de ese estancamiento en el que llevaban metidos varios años. Su anterior trabajo no estaba mal, pero sí es cierto que terminaba empachando un poco por su larga duración y por reincidir en los mismos sonidos de siempre. Por eso me pareció una buena noticia cuando, hace unos meses, anunciaron un nuevo álbum influenciado por la electrónica de New Order y Depeche Mode, y nos dejaron un primer single bastante molón. Pero claro, como pasa siempre, al final, el cambio no es tan radical y solo se basa en unos pequeños matices electrónicos y meter alguna que otra locura de vez en cuando. Aunque, eso sí, con tan solo eso, han conseguido que vuelva a prestar atención a su música.

Estos pequeños cambios se aprecian más en la primera parte de “I’ll Be Your Girl”, la cual es la más interesante. De hecho, la mejor canción del disco, es la que lo abre. ‘Once in My Life’ es un pedazo de baladón electrónico, con un bajo de lo más New Order y un sonido sintético cercano al que conseguían The Human League cuando se ponían más melosos. Esto, unido a la melancólica voz de Colin Meloy, y el atino con el que cuenta para dar con una buena melodía, hace de esta canción una de las mejores de su carrera. Siguen muy arriba con ‘Cutting Stone’, otro corte en el que los teclados y los ritmos electrónicos se ponen al servicio de su melancolía. Tras ellas, llega ‘Severed’, ese single oscuro, casi kraut, que tan buen sabor de boca nos dejó hace unas semanas. A partir de aquí, los The Decemberists de toda la vida empiezan a tener más presencia, y las irregularidades empiezan a aparecer. Sus ingredientes de siempre les funcionan en ‘Starwatcher’, una de sus típicas canciones con ritmo militar, que resulta interesante porque emplean una caja de ritmos. Al igual que ‘Your Ghost’, que sigue el camino de un tema como ‘The Infanta’, pero desde una perspectiva más juguetona –esos coros, y esos órganos tan progresivos, le dan un rollo de lo más atractivo-. Sin embargo, una balada como ‘Tripping Along’ aburre, y los ocho minutos de ‘Rusalka, Rusalka / The Wild Rushes’ se hacen pesadísimos.

A pesar de que, buena parte de sus letras siguen reflejando las miserias del mundo, hay algunos cortes que cuentan con un tono más festivo. Es el caso de ‘Everything Is Awful’, un corte de lo más directo y pegadizo, que acaba en una toda una tormenta de guitarras distorsionadas. Algo que no es propio de su sonido. Pero más sorprendente resulta el tono glam y sucio, el cual suavizan con unos coros infantiles, en la gamberra ‘We All Die Young’, que tiene su gracia.

Nunca está de más un cambio de aires, y este “I’ll Be Your Girl’ es una buena prueba de ello.

7,7

Selección 2015 (1ª Parte)

 seleccion2015_01

Mientras unos siguen con sus repasos de lo mejor del año, yo me meto de lleno en 2015 y os dejo la primera recopilación de novedades del año que viene. En ella podréis encontrar canciones que estarán en los nuevos discos de Belle & Sebastian, Guards, Twin Shadow, Murciano Total, Tigercats o Modest Mouse. También está el primer tema de Broken Social Scene en varios años o los cortes que adelantan los trabajos de Kate Pierson (una de las voces de The B-52’s) o Lady Lamb the Beekeeper, una chica que, aunque tiene una extensa discografía, no es muy conocida por estas tierras. Otros nombres que también veréis por aquí son los de Pinkshinyultrablast y My Expansive Awareness, dos nuevas bandas de dos partes muy diferentes del mundo (la primera es rusa y la segunda zaragozana), que se han dejado llevar por lo mejor del shoegaze y el space-rock.

Espero que os guste.

  1. Nobody’s Empire / Belle And Sebastian 5:07
  2. To Keep & to Be Kept (feat. Sharon Van Etten) / Jack Ladder & The Dreamlanders 5:13
  3. Turn Me Up / Twin Shadow 3:29
  4. Nicholas / Work Drugs 3:20
  5. Feel The Lightning / Dan Deacon 4:53
  6. Cherry / Chromatics 4:31
  7. Youwouldn’tlikemewhenI’mangry / Thom Yorke 5:13
  8. Quémalos por mí / Murciano Total 3:47
  9. Boys Latin / Panda Bear 4:12
  10. Oh, Tonight / The Hidden Cameras 4:27
  11. Golden Facelift / Broken Social Scene 4:31
  12. Umi / Pinkshinyultrablast 4:54
  13. We Are Stardust / My Expansive Awareness 4:28
  14. Lampshades On Fire / Modest Mouse 3:08
  15. Nothing More / Guards 3:50
  16. Mister Sister / Kate Pierson 3:18
  17. Billions of Eyes / Lady Lamb the Beekeeper 5:08
  18. Cavalry Captain / The Decemberists 3:19
  19. Junior Champion / Tigercats 3:29
  20. Bassem Sabry / of Montreal 4:49

The Decemberists – What a Terrible World, What a Beautiful World

decemberits

The Decemberists tienen el dudoso honor de inaugurar 2015 en el blog. La banda de Portland ha anunciado este What a Terrible World, What a Beautiful World para la cuarta semana de enero, pero ya sabéis, para que esté disponible en esa fecha, tiene que entrar en fabrica antes de navidades, dejando así muchas posibilidades de que una copia acabe en las manos equivocadas. Así, que aquí estamos, con el disco en nuestros dispositivos electrónicos 50 días antes de su publicación.

He leído por ahí que el título de este disco le vino a Colin Meloy a la cabeza viendo las noticias del tiroteo de Sandy Hook (Connecticut), donde un loco entró en una escuela de primaria y mato a 27 personas, de las cuales, 20 eran niños. Según cuenta Meloy, en ‘12/17/12’, narra el sentimiento de impotencia que tuvo tras ver al presidente Obama hablar a los norteamericanos tras el tiroteo. Además, pensó en lo que terrible que puede ser el mundo  a veces, pero también le hizo pensar en las cosas buenas que tiene él, como su familia o su carrera. De ahí el título del disco.

decemb12294139655_6183053053534679915_n

El primer álbum de The Decemberists en cuatro años, es un trabajo triste, en el que Meloy se muestra mucho más melancólico que otras ocasiones. Solo hay que escuchar Make You Better, el single que adelantaron hace un mes, que es uno de esos típicos temas de la banda, en los que la tristeza va subiendo de intensidad. La verdad es que una canción que me gusta bastante, y es una pena que no haya muchas como ella en el disco. Y es que, la gran mayoría de los cortes de este álbum son excesivamente tranquilos, y llega un momento que termina saturando. Les funciona bien en algunos casos, como en The Singer Addresses His Audience, la canción con la que abren el álbum, que tiene un final épico y psicodélico muy chulo. También están acertados en Mistral, que es otra de las baladas marca de la casa, y es bien bonita. Bueno, y en A Beginning Song se emocionan y acaban el disco con una tormenta de instrumentos que tiene su punto.

Lo que más me ha gustado siempre de The Decemberists, es su facilidad para hacer himnos pop con sabor americano. Normalmente tiran hacia sonidos más campestres, como los de The Wrong Year y Anti-Summersong, que son dos de las mejores canciones del disco, pero esta vez han incluido algún elemento más, y han acertado de pleno. Es el caso de Calvary Captain, donde casi se acercan al northern soul, y nos dejan un auténtico temazo. Otro momento “diferente” es Philomena, en la que tiran del pop con aires de los cincuenta y sesenta, y nos dejan una canción muy bonita.

Aunque me ha gustado más que sus dos últimos trabajos (no es difícil), es un disco que está lejos de sus primeros álbumes. Y es que, siguen insistiendo en hacer discos largos, y aquí estamos ante un trabajo cercano a la hora. El día que hagan un disco de 35 o 40 minutos, harán un trabajo perfecto.

7,4