Novedades 2021 (7ª Parte)

Ya sé que dije que no pasaría de las 40 canciones en las recopilaciones mensuales, pero siempre puede haber alguna excepción. En este caso ha sido porque en el último momento han salido varios temas que quería meter (Saint Etienne, Black Marble, Dry Cleaning, Porridge Radio y Dry Cleaning), pero en realidad, hasta ayer, se ajustaba a esas 40 canciones que me había puesto como tope. Además, estamos casi en agosto, y ya no habrá recopilaciones hasta septiembre, así que no pasa nada porque esta contenga 45 temas.

La verdad es que ha sido un mes de los más fructífero. Y eso es algo que se nota en esta recopilación, la cual, como siempre es bastante ecléctica. Además, contiene unas cuantas versiones, como la del “Run Run Run” de la Velvet a cargo de Kurt Vile, o la del “Eisbär” de Grauzone, que Melenas han llevado a su terreno y han bautizado como “Osa Polar”. Y alguna que otra sorpresa, como una canción de Natalie Imbruglia, que con la ayuda de Albert Hammond Jr se ha sacado de la manga uno de los mejores temas de pop de las últimas semanas. Eso sí, el premio a la canción del mes se lo llevan Amen Dunes y su estupenda “Feel Nothing“.

Espero que os guste.

  1. Todo El Mundo Quiere Hacerte Daño / Los Punsetes
  2. Moreno de contrabando / Carolina Durante
  3. 18 Cigarettes / Ducks Ltd.
  4. I’d Rather Astral Project / The Reds, Pinks And Purples
  5. Stay Away Still / My Idea
  6. u v v p / Illuminati Hotties Feat Buck Meek
  7. Dawn Bends / Mac McCaughan feat. Yo La Tengo
  8. Rae Street / Courtney Barnett
  9. Galacticana / Strand Of Oaks
  10. Phoenix (feat. Fleet Foxes & Anaïs Mitchell) / Big Red Machine
  11. Reach Out / Sufjan Stevens Feat Angelo De Augustine
  12. Living Proof / The War On Drugs
  13. True Love / Hovvdy
  14. New Slang / Porridge Radio
  15. Thirstier / Torres
  16. Rom Com 2004 / Soccer Mommy
  17. Cherry Flavored Stomach Ache / HAIM
  18. Run Run Run / Kurt Vile
  19. Bug Eggs / Dry Cleaning
  20. Helsinki I / Martes Niebla
  21. Okay / Porches
  22. Party Again / TOPS
  23. Maybe It’s Great / Natalie Imbruglia
  24. Islands In The Stream / Alex Cameron feat. Roan Yellowthorn
  25. A Full Syringe And Memories Of You / The Boo Radleys
  26. Stoned at the Nail Salon / Lorde
  27. Say What You Will / James Blake
  28. Gloria / Angel Olsen
  29. Osa Polar / Melenas
  30. Bunny Is A Rider / Caroline Polachek
  31. Good Girls / Chvrches
  32. Wounds of Love / Nation of Language
  33. 0 Позже / The Violent Youth
  34. World on Fire / The KVB
  35. Infinite Sadness / Xeno & Oaklander
  36. Somewhere / Black Marble
  37. Nobodys Loves You (Korine Remix) / Small Black
  38. Embrace Death / Male Tears
  39. Only Love / Tycho feat. Benjamin Gibbard
  40. Polaris / Damon Albarn
  41. Diver / Lala Lala
  42. Going Out / Loma
  43. Pond House / Saint Etienne
  44. Fantasy Island / Clinic
  45. Feel Nothing / Amen Dunes feat. Sleaford Mods

The KVB – The Early Tapes

Nicholas Wood ha estado de lo más ocupado durante la pandemia. No solo ha compuesto y editado el nuevo trabajo de Saccades, el que es su proyecto en solitario, también ha recuperado sus primeras canciones con The KVB y las ha puesto al día. De ahí sale esta recopilación llamada ‘The Early Tapes’. Diez temas que en su día se editaron en cinta, y que ahora han sido remasterizados para la ocasión, y para su edición limitada en vinilo. La cual, según veo en su bandcamp, ya está agotada.

Hay que reconocer que ha sido una buena idea lo de recopilar estas canciones para que tengan una conexión entre ellas. ‘The Early Tapes’ funciona perfectamente como un disco propio, y en él nos encontramos muchas de las facetas que nos han presentado The KVB en estos últimos diez años. Ya sabéis, electrónica oscura, toques synth-pop, algunas guitarras shoegaze que aparecen de vez en cuando, y mucho de eso que ahora llaman coldwave.

El disco empieza de la forma más dark posible, con una “Closing In” que, si no fuera por el punto melódico y dulce que tiene la voz de Wood, podría ser una canción de Joy Division. Porque sí es cierto que estas canciones son un poco más oscuras de lo habitual. Además, las guitarras tienen bastante más presencia. Solo hay que escuchar la estridente, pero estupenda, “Never Enough”, o esa pasada de shoegaze que se saca de la manga en “Under The Weight”. Además de ese punto más post-punk que tiene “This Disguise”.

Se podría decir que Suicide fueron una de sus grandes influencias en sus comienzos. Cortes como “Nightmares #2”, “Eyes” o “In My Head”, muestran esa sequedad sintética que tenia el grupo de Alan Vega. Eso sí, con ese lado un poco más pop que le pone el músico de Manchester. Porque hay que reconocer que, cuando más da en el clavo, es cuando deja que sus oscuros paisajes de teclados cobren protagonismo. Ahí están las inmensas “Zodiac” y “Sleep Walking” para dar buena muestra de ello.

The Early Tapes’ es una buena muestra de los comienzos de The KVB, una banda que no ha parado de crecer en la última década, y que se ha convertido en uno de los referentes actuales del lado más dark de la música.

7,6

Saccades – Flowing Fades

Las horas muertas de la pandemia han servido para que muchos artistas empiecen nuevos proyectos o, directamente, rescaten alguno que otro que tenían olvidado. Es el caso de Nicholas Wood, la mitad masculina del grupo de post-punk y coldwave The KVB, que ha recuperado Saccades, el que es su proyecto en solitario. Y es que, tras estar girando por todo el mundo y editando discos regularmente con su banda principal, Wood no pudo evitar hacer algo durante el confinamiento. Así, durante el encierro en su casa, compuso y grabó las canciones que forman su nuevo álbum, las cuales, evidentemente, están inspiradas en la situación que vivió todo el mundo el año pasado.

Me gusta bastante cuando un miembro de un grupo empieza otro proyecto con un sonido completamente diferente al que tiene con su banda principal. De hecho, creo que es lógico cuando tienes un proyecto paralelo. Y eso es lo que hace Nicholas Wood con Saccades, donde la oscuridad brilla por su ausencia, y donde se mete de lleno en un pop sintético mucho más luminoso y cálido. Y eso que en varias de las canciones de este ‘Flowing Fades’ podemos oír la voz de Kat Day, su compañera en The KVB, y su mujer. Pero no, nos encontramos ante algo totalmente diferente.

Estamos ante un disco más reposado que su debut, donde sí que metía de vez en cuando alguna pincelada de shoegaze, o momentos algo más movidos. Aquí predominan las guitarras limpias, los ritmos pausados, y algo perezosos, y los sintetizadores envolventes. Es lo que nos encontramos nada más empezar, en “Islands Past”, en la melosa “All Divided Selves”, o en la algo más movida “Like Everyday”, donde nos habla de la monotonía del confinamiento. Pero ojo que, dentro de este mundo más calmado, también tiene tiempo para irse hacía una pista de baile llena de elegancia. Ahí está la genial “On Your Mind”, o esa “Breezy” que tanto recuerda a los Pet Shop Boys de ‘Behaviour’. Además de ese momentazo house que supone “Heat”. Pero es en la bella, y muy pop, “Older Than Tomorrow”, y en “Flowing Fades”, donde saca sus mejores cartas. O por lo menos las más directas, porque son dos canciones absolutamente contagiosas. Eso sí, para terminar, se permite un homenaje a Serge Gainsbourg -dicho por él mismo- en “Lady Blue”. Aunque sí es cierto que se ha quedado más en Air.

Solo digo una cosa: ojalá todos los proyectos paralelos de otros artistas funcionaran tan bien como este.

7,8

The KVB – Only Now Forever

kvb

Hace un par de años, cuando puse el anterior álbum de The KVB, comenté que donde más fallaban era en su faceta más experimental, y que sí todo el disco hubiera tirado hacia su rollo más convencional, hubiera sido un gran trabajo. Pues me equivoqué un poco, porque su nuevo álbum es cero experimental, y estamos ante otra colección de canciones irregular. Más que nada porque es un tanto repetitivo, y cuesta un poco meterse en él. Pero, a mi favor, tengo que decir que sí es un pelín superior.

El dúo inglés, residente en Berlín, ha grabado este sexto trabajo en el estudio que tienen en su casa, y comentan que esta vez no se han cortado un pelo, y que han expandido su sonido todo lo que han podido. Algo que está bastante bien, porque poner limitaciones a tu propio sonido es algo absurdo. Y ahí mejoran, ya que “Only Now Forever” es un poco más pop, un poco más épico, un poco más grandilocuente, e incluso un poco más bailongo. Gracias a esto, consiguen sacarse algunos hits interesantes, como es el caso de ‘Above Us’ y ‘On My Skin’, que se mueven perfectamente en ese mundo del dance más oscuro. Pero también les funciona bien lo de bajar la velocidad de los beats, como en el corte que da título al álbum y en ‘Afterglow’, que se dejan escuchar bastante bien.

Una cosa que me ha sorprendido, para bien, de este trabajo, son las baladas. Tanto en ‘Violet Noon’, como en ‘No Shelter’, han conseguido sonar expansivos y ensoñadores sin perder su identidad oscura. Es más, en el caso de la primera, también consiguen emocionar en su épica parte final, donde, con esas guitarras tan claras, casi parecen Beach House. Pero es en su claro acercamiento al synth-pop, donde mejores resultados obtienen. ‘Live In Fiction’ y ‘Tides’ son muy diferentes, ya que en la primera tiran hacia sonidos más dance, y en la segunda están un tanto más minimalistas y ensoñadores, pero las dos entran dentro de ese sonido ochentero y se meten de lleno entre lo mejor del disco. Al igual que ‘Cerulean’, con la que cierran el disco fusionando shoegaze y electrónica de una forma maravillosa.

Only Now Forever” es un disco que funciona en pequeñas dosis y sin escucharlo del tirón, ya que la mayoría de las canciones son notables, pero entero produce un poco de empacho.

7,6

Selección 2016 (3ª Parte)

SELECCION 2016)

Este año me está costando una barbaridad seleccionar unos cuantos temas para hacer una recopilación decente, lo que no es muy buena señal de como está yendo la temporada musical. Aun así, buscando un poco, se puede dar con una veintena de canciones que cuadren bien.

De entre las novedades más destacadas, tenemos a Kristin Kontrol, que es la nueva banda de Dee Dee, que ha finiquitado a las Dum Dum Girls y se ha embarcado en este proyecto de synth-pop ochentero. También está por aquí el nuevo tema de ANOHNI, la nueva personalidad de Antony Hegarty junto a Hudson Mowhake, y Oneohtrix Point Never. Pero también he metido uno de los adelantos de Minor Victories, el supergrupo con miembros de Mogwai, Slowdive y Editors. Además de algún tema de Woods, Kevin Morby y The Dandy Warhols, que parece que recuperan el pulso tras varios trabajos mediocres.

Espero que os guste.

1. White Walls / The KVB 5:31

2. Autumn in Paradise / Primal Scream 5:04

3. Antes de conocerme / El Último Vecino 3:44

4. X-Communicate / Kristin Kontrol 3:51

5. Wrap Your Arms Around Me / Britta Phillips 4:29

6. Road Blaster / M83 4:22

7. Holidays / Starwalker 3:30

8. Drone Bomb Me / ANOHNI 4:12

9. A Hundred Ropes / Minor Victories 3:55

10. Black Monday / Drinking Flowers 3:55

11. Going Nowhere / Lost Tapes 4:15

12. Burnham Beeches / Lush 3:07

13. Dorothy / Kevin Morby 5:09

14. Politics Of Free / Woods 3:36

15. Squirrel vs Snake / The Posies 3:54

16. Berlin Got Blurry / Parquet Courts 3:28

17. Telephone / The Goon Sax 4:50

18. My Heart Went Cold / The Thermals 2:38

19. You Are Killing Me / The Dandy Warhols 3:42

20. The Community Of Hope / PJ Harvey 2:24

The KVB – Of Desire

thekvb_ofdesire

Dark romantic, post-punk, gothic…Todas estas etiquetas (y alguna más) valen para describir la música de The KVB. El grupo, formado por Nicholas Wood y Kat Day, tiene varios álbumes y algún que otro Ep a sus espaldas, pero ninguno tan importante como este Of Desire. Es el segundo trabajo que publican en el sello de Geoff Barrow de Portishead, y él perfeccionan ese sonido más siniestro, más electrónico, y algo menos shoegaze, que ya tenía su último Ep. Incluso tiene partes en las que continúan con su faceta más experimental y ambiental, esa que salió a la luz en Mirror Being, su anterior álbum. Todos estos ingredientes hacen que Of Desire se convierta en su trabajo más interesante hasta la fecha.

No sé qué pensáis vosotros, pero creo que en los últimos años hay una oleada de grupos oscuros que están haciendo cosas realmente interesantes. Es un tipo de música siempre ha estado ahí, pero en esta década se le ha prestado un poco más de atención. Bandas como Cold CaveThe Soft Moon o Trust, que han fusionada la oscuridad con la electrónica, y han calado entre un público más joven que no vivió los ochenta, la gran época dorada de este tipo de música. Con algunas partes de Of Desire, The KVB se meten de lleno en la primera fila de esta hornada de nuevas bandas góticas (por llamarlo de alguna forma), y lo hacen a base de temazos. Y es que, está muy bien lo de crear atmosferas oscuras e inquietantes, pero también hay que saber crear una gran melodía, y dar con el ritmo perfecto. Ellos lo consiguen en canciones como White Walls (no hay quién se resista a ese teclado épico), Night Games, Never Enough o In Deep, que tiran más hacia las guitarras shoegaze.

Donde no están tan acertados es en la parte final del álbum, la cual han dejado para explorar su lado más experimental e instrumental. Hay canciones que tienen su punto, como Awake y V11393, en las que se vuelven un grupo totalmente electrónico, pero al final uno se queda con la sensación de que han tratado de hacer dos discos en uno. Solo así se explica el toque ambiental que tienen los últimos tres temas del álbum, donde salvaría Unknow y Second Encounter, que no están nada mal, pero sí lejos primeros cortes del álbum.

Si hubieran sabido fusionar sus dos facetas, en lugar de separarlas, estaríamos ante un disco sobresaliente. Saben cómo explorar las atmosferas oscuras, y los beats secos y cortantes, para hacer temas de pop inquietante, pero se vuelven un poco tediosos cuando tiran hacia su faceta más ambiental e instrumental.

7,4