Novedades 2021 (2ª Parte)

Se me acumulan las novedades. No sé qué está pasando en este principio de año, que no parar de salir canciones tremendas. De hecho, tenía pensado poner esta recopilación el viernes, pero si espero un par de días más, puedo acabar metiendo otros diez temas, y tampoco quiero que sea una lista excesivamente larga. Con 35 hay de sobra.

Quizá es un riesgo empezar una recopilación con un tema de doce minutos como “Menneskekollektivet”, pero la verdad es que me parece un temazo y un inicio de lo más potente. Y me sirve para seguir con el lado más sintético del asunto y meter canciones tan estupendas como las de Mint Julep, Thyla, Aidan Noell (la chica de Nation of Language), o esa maravilla que han creado Club Intl junto a Andrew VanWyngarden de MGMT. Pero no solo de maquinas vive la música, las guitarras también están muy bien representadas en los nuevos temas de Pardoner o Dry Cleaning. Y si nos vamos al pop, hay que mencionar esa pequeña joya que han sacado Real Numbers, y lo bien que recupera el mejor indie-pop The Red, Pinks and Purples. Eso sí, para terminar, toca relajarse con Sharon Van Etten, Matt Berninger y José González.

Espero que os guste.

  1. Menneskekollektivet / Lost Girls
  2. Let’s Not Fight! / Porridge Radio & Piglet
  3. A Rising Sun / Mint Julep
  4. Breathe / Thyla
  5. Never Be The Same (Andrew VanWyngarden Remix) / Club Intl
  6. Prepositional Phrase / Aidan Noell
  7. Lovers / Roosevelt
  8. Bitter / Evripidis and His Tragedies feat. The Ballet.
  9. Telephone / Dima Pantyushin
  10. Do I Sad? / Geneva Jacuzzi
  11. King Of Letting Go / Sondre Lerche
  12. Lenguas Muertas / Escuelas Pías
  13. Strong Feelings / Dry Cleaning
  14. Here Comes Comus! / Arab Strap
  15. 1983 / MAN ON MAN
  16. hold yourself. / Tune-Yards
  17. Somebody / Yuno
  18. Vendetta / Iceage
  19. Donna Said / Pardoner
  20. Monolith / The Chills
  21. Bottom Feeders / Tim Cohen
  22. In the Meantime / Major Murphy
  23. I’m More Inclined / Teenage Fanclub
  24. Don’t Ever Pray in the Church on My Street / The Reds, Pinks and Purples
  25. The Balcony / Fruit Bats
  26. Why Don’t You Come Out Anymore? / The Natvral
  27. In The End / Real Numbers
  28. El Rey de España / Los Planetas
  29. Let It Be / Matt Berninger
  30. Song for Nick Drake / Skullcrusher
  31. El Invento / José González
  32. On Your Way Now / Sharon Van Etten
  33. Two / Flock of Dimes
  34. These Kids We Knew / Rostam
  35. Favor / Julien Baker

Tune-Yards – I Can Feel You Creep Into My Private Life

tuneyards_2

Tune-Yards han cambiado, y no solo en su nombre, que ya no se escribe tUnE-yArDs, también en su forma de hacer música. Hasta ahora, el proyecto de Merrill Garbus contaba con dos señas de identidad muy claras: su vozarrón y sus percusiones locas. Lo primero lo sigue conservando, pero lo segundo no. Ha cambiado esas percusiones por ritmos más electrónicos, y de golpe y porrazo, parte de su encanto se ha ido a paseo. Aunque es cierto que esto no es nada nuevo, y en su anterior trabajo ya se pudo ver que estaba empezando a dejarse llevar por la electrónica. Así que no le voy a echar la culpa a Nate Brenner, el que ahora es su compañero de banda, y el que ha metido buena parte de esas cajas de ritmos.

Como la gran mayoría de los discos salidos de Norteamérica en los últimos meses, la política es uno de los temas principales de “I Can Feel You Creep Into My Private Life”. La victoria de Trump ha puesto en pie de guerra a los músicos estadounidenses, a los que no les queda otra que denunciar la situación con su mejor arma: las canciones. Pero aquí también hay mucho de feminismo, otro tema sumamente importante que hay que poner encima de la mesa. Ahí está esa bailable ‘Colonizer’ en la que canta “I use my white woman’s voice to tell stories of travels with African men”, que enlaza el tema del feminismo con el del racismo, otro de los problemas de su país.

Musicalmente, el disco funciona mejor cuando se pone más dance de lo habitual, como es el caso de la inicial ‘Heart Attack’, que no deja de ser unas de las canciones que más recuerdan a sus anteriores trabajos. Solo que aquí cambia las percusiones por las cajas de ritmos. Algo que también hacen en la pegadiza ‘ABC 123’, y en ‘Look At Your Hands’, en la que utiliza un ritmo de lo más ochentero. Sin embargo, el tono más reposado que tiene el resto del álbum, no me termina de convencer del todo. Hay casos en los que sí le encuentro el punto, como en ‘Coast to Coast’, que es un tanto extraña, o el R&B de ‘Now As Then’ y el mundo étnico de ‘Hammer’, que también tienen su rollo. Pero el resto no me va mucho.

Sinceramente, a pesar de tener momentos notables, no creo que haya estado muy acertada con este ligero cambio de sonido. Eso sí, sigue siendo una de las artistas más personales de la actualidad, y eso es algo que se sigue apreciando en este trabajo.

6,5

Selección 2014 (4ª Parte)

selección 2014-4

Una vez más, apuro hasta el último día para poner la recopilación del mes. Y es que, en estos últimos 30 días no han parado de salir novedades interesantes, y discos llenos de grandes canciones. Como podréis ver, este cuarto volumen es un extraña mezcla entre grupos pequeñitos (Devon Williams o The Proper Ornaments) y grandes estrellas del “indie” como Lana del Rey o Manic Street Preachers (me gustan mucho los teclados de esta nueva canción). Además, este mes ha sido el Record Store Day, y han salido cosas interesantes como el doble single de Cut Copy (podría haber metido cualquiera de las dos) o la colaboración entre Friendly Fires y The Asphodells, que mola un montón. Por supuesto, también está por aquí lo último de The Pains Of Being Pure At Heart, Hamilton Leithauser, Gold Bears (temazo), la canción más comercial de Twin Shadow, o lo nuevo de Courtney Love, que ha vuelto con fuerza. Espero que os guste.

  1. 11 O’clock Friday Night / Hamilton Leithauser 4:35
  2. Going Forth / Axxa/Abraxas 4:26
  3. Mistakes of My Youth / EELS 4:57
  4. Summer’s Gone / The Proper Ornaments 2:05
  5. Flowers / Devon Williams 2:50
  6. West Coast / Lana Del Rey 4:02
  7. To The Top / Twin Shadow 3:20
  8. Heavy Seas Of Love / Damon Albarn 3:45
  9. Water Fountain / tUnE-yArDs 3:09
  10. Repeat Pleasure / How to Dress Well 3:36
  11. In These Arms Of Love / Cut Copy 4:22
  12. Heartless / Sean Nicholas Savage 3:33
  13. Eurydice / The Pains Of Being Pure At Heart 4:18
  14. Another One / Yuck 3:52
  15. For You / Gold Bears 2:55
  16. Running Wild / La Sera 3:14
  17. You Know My Name / Courtney Love 2:44
  18. Women of War / Pixies 3:48
  19. Walk Me to the Bridge / Manic Street Preachers 3:15
  20. Holy Moses / Echo And The Bunnymen 3:44
  21. Can for Now / Underground Lovers 4:34
  22. Before Your Eyes / Friendly Fires and The Asphodells 7:54

tUnE-yArDs – Nikki Nack

Tune-Yards-Nikki-Nack

Una de las cosas que más molaban de los discos anteriores de tUnE-yArDs eran las percusiones locas que utilizaba la señorita Garbus, que es la que está al frente de este proyecto. De alguna manera, consiguió fusionar el pop, el hip-hop y la música africana y hacer una buena cantidad de hits (Bizness y Gangsta son la leche) con esos ingredientes. Además, siempre con un sonido cercano al lo-fi que le venía de perlas. Ahora, y según sus propias palabras “ha crecido como artista y necesitaba crear su música de forma diferente”. Dicho y hecho: se ha buscado un productor estrella -lo produce Malay, que ha trabajado con Alicia Keys, Big Boy y Frank Ocean-, y se ha olvidado del punto amateur que tenía su música. No hace falta decir que, gracias a esto, sus canciones han perdido gancho, y en muy pocas ocasiones consigue sorprender como lo hacía antes.

tuneyards-608x362

Nikki Nack es un disco un tanto aburrido y soso. En gran parte del álbum, ha cambiado las percusiones por la electrónica, y ahora resulta mucho más estándar. Además, en unos cuantos casos, su extravagante forma de cantar, no tiene cabida en esas bases electrónicas tan simplonas. Para mí ha sido una decepción absoluta, sobre todo después de escuchar Water Fountain, el primer single, con el que nos puso los dientes muy largos. Con mucho, este es el mejor tema del disco, y el único en el que consigue llegar a la genialidad de las mejores canciones de sus antiguos trabajos. Más adelante encontramos algunos temas destacables, pero siempre por debajo de todo lo que ha hecho antes.

Aunque es un poco larga de más, Time of Dark se salva de la criba, y tiene un estribillo de lo más pintón (con bien de percusiones), que logra que nos olvidemos de que no hacen falta casi cinco minutos para finalizar esta canción. Es más, al lado de Real Thing y Look Around, los dos temas que vienen a continuación, parece mejor que de lo que es. Más que nada porque esas dos canciones son aburridas a más no poder. Menos mal que tras ellas vienen Hey Life y Sink-O (la otra gran canción del disco), donde recupera su amor por esa fórmula en la que mete percusiones locas, hip-hop y pop. Una vez más, no llegan al nivel de Gangsta o Bizness, pero al lado del resto del disco, son de lo más resultonas. Algo que no puedo decir de Stop That Motion, otra de las canciones de este palo que encontramos en el álbum. Y es que el punto de locura no le viene nada bien a una producción tan detallista.

No sería justo si no dijera que hay un par de cortes a los que sí que les viene bien una buena producción. Una de ellas es Wait For A Minute, que debe ser su canción más sencilla y R&B, pero le ha quedado muy bien. La otra es Left Behind, en la que vuelve a explorar su lado más afro-pop, y nos deja un estribillo delicioso.

Sinceramente, creo que se ha equivocado con este trabajo, ya, que aunque tiene cinco o seis temas decentes, el resultado final termina siendo un tanto tedioso. Ya no es que sea un disco irregular, es que muchas de las canciones los son, y es fácil que el mismo corte tenga partes interesantes, y partes de lo más aburridas. Un gran bache en una carrera que iba muy bien.

5,8

Streaming