Waxahatchee – Out in the Storm

10_700_700_594_waxahatchee_900

No me hace especial ilusión el revival de los noventa, ya que me da bastante pereza y no le veo mucho sentido. Quizá es porque lo viví intensamente en su día y las bandas que se han apuntado a este carro no me dicen demasiado. Una de las corrientes que más está reavivando este sonido, es el rock femenino. Son muchas las chicas que en los últimos años han cogido la guitarra y el pedal de distorsión, y se han puesto a emular a grupos como Belly o Throwing Muses. Por lo general lo están haciendo bastante bien, pero, como ya he dicho antes, es algo que no me llama demasiado la atención. Aunque, afortunadamente, siempre hay excepciones. Como la australiana Courtney Barnett, y Katie Crutchfield, la chica que se esconde tras el nombre de Waxahatchee.

No es la primera vez que esta mujer de Alabama me sorprende. Ya lo hizo con algunas de las canciones de sus anteriores discos, donde, por ejemplo, no le hacía ascos a la electrónica y nos dejaba un tema tan maravilloso como ‘La Loose’. Algo que no repite en este “Out in the Storm”, ni falta que le hace. Su cuarto trabajo es una gran colección de canciones de indie-rock, en el que, salvo tres o cuatro baladas, todos los temas están plagados de distorsión. Y lo que es mejor, de buenas melodías. Además, cuenta con una estupenda producción de John Agnello, que sabe muy bien lo que es grabar este tipo de sonidos.

Crutchfield nos deja bien claro desde el principio hacia donde quiere ir. ‘Never Been Wrong’ abre el disco con potencia, y con esas guitarras distorsionadas tan características de los noventa. Aunque es un corte notable, no es ni de lejos el mejor del álbum, ese honor le corresponde a la maravillosa ‘Silver’, con la que es imposible no acordarse de Tanya Donelly y sus chicas. Lo bueno es que hay un par de temas más que están a la altura. Tanto ‘Hear You’, con esa crudeza que se desvanece en un estribillo redondo y de lo más melódico, como la sucia ‘No Question’ –por cierto, este corte me ha recordado una barbaridad a los R.E.M de “Monster”-, me han parecido de lo mejor de todo este revival noventero de los últimos años.

Donde no me convence tanto es en los temas más reposados. Si creo que se le da bien tirar de acústica y hacer un medio tiempo como ‘8 Ball’, o convertir el órgano en el protagonista, como hace en ‘Recite Remorse’. Y sobre todo ponerse ensoñadora en ‘Sparks Fly’, un pedazo de baladón de lo más bonito. Lo malo es cuando las canciones están más desnudas, y nos remite a esas otras chicas de guitarra acústica que dieron el coñazo en aquellos noventa.

Con artistas como Waxahatchee de por medio, sí que merece la pena adentrarse en cualquier revival. Lástima que la gran mayoría no tengan el talento que tiene ella.

7,9

Streaming.

Anuncios

Selección 2015 (3ª Parte)

selección 2015-03

Me voy unos días de vacaciones, pero no quería irme sin dejar la recopilación de este mes. Y es que, las últimas semanas han sido un no parar de novedades y adelantos de discos que están por venir. Bandas como Death Cab For Cutie, Blur, o Hot Chip, que han presentado sus potentes nuevos singles, dejando claro que van a por todas con sus nuevos trabajos. O las nuevas canciones de Sufjan Stevens y The Tallest Man on Earth, que son una preciosidad. Por no hablar del single de Passion Pit, que es todo un hit. Además de canciones de grupos y artistas más pequeñitos, como Courtney Barnett, Joanna Gruesome, o los catalanes Grushenka, que han sacado un segundo gran trabajo. Aunque mi tema preferido del mes es ese The House de Le Volume Courbe, en el que Kevin Shields demuestra su buen hacer con la guitarra.

Espero que os guste.

  1. Un mundo feliz / Grushenka 6:08
  2. No Room In Frame / Death Cab for Cutie 4:05
  3. Rock & Roll Is Cold / Matthew E. White 4:14
  4. La Loose / Waxahatchee 3:14
  5. Sleeping in the Backseat / Tigercats 5:24
  6. The House Feat. Kevin Shields / Le Volume Courbe 3:31
  7. Dazed / Suburban Living 2:43
  8. Sunne / Cheatahs 3:23
  9. Silhouettes / Viet Cong 4:13
  10. Go Out / Blur 4:40
  11. Pedestrian at Best / Courtney Barnett 3:51
  12. Last Year / Joanna Gruesome 2:52
  13. What Kind Of Man / Florence + The Machine 3:36
  14. Bottoms Up / Kate Pierson 2:38
  15. Lifted Up (1985) / Passion Pit 4:23
  16. Nothing I Can Do About It / Idlewild 4:48
  17. Sagres / The Tallest Man On Earth 5:14
  18. Cement / Desperate Journalist 3:29
  19. No Shade in the Shadow of the Cross / Sufjan Stevens 2:40
  20. Just Like You / Chromatics 5:17
  21. Meme Generator / Dan Deacon 4:31
  22. Huarache Lights / Hot Chip 5:29

Waxahatchee – Ivy Tripp

waxahatchee

Creo que no estoy preparado para un revival de los 90, y me cuesta mucho hacerme con discos actuales que suenan demasiado a esa década. Supongo que será porque la viví de pleno y no le termino de encontrar el punto a unas canciones que ya he escuchado antes. Además, creo que, la gran mayoría de ellas, no llegan a la calidad que tenían los temas de hace veinte años. Cuando escucho a Waxahatchee, el proyecto de la norteamericana Katie Crutchfield, me pasa esto, y me vienen a la cabeza imágenes de Dawson Crece y Clerks, camisas de cuadros, y una nostalgia que no me gusta demasiado. Y es que, cada década tiene su historia, su situación económica o sus problemas sociales, y la música indie, o alternativa (como la queráis llamar) de aquellos años estaba muy ligada a esos problemas y a ese tiempo en concreto. De hecho, creo que es una de las razones por las que este revival no acaba de despegar como lo hizo el de los 80, que todavía sigue por aquí.

waxahatchee_site_3

Dice Crutchfield que su vida ha cambiado mucho en los dos últimos años, tras triunfar con su segundo trabajo, y recorrer medio mundo, y que eso se ha visto reflejado en las canciones de este álbum. Creo que tiene un poco de razón, en que algo diferente hay, y en algunos cortes nos encontramos un tono más pop. Es el caso de La Loose, en la que juega con una caja de ritmos y se sale bastante de su propuesta. Para mi gusto ha hecho bien en irse hacia otro lado, y se ha sacado de la manga la mejor canción del disco. Pero no es el único tema donde se aprecia el cambio, en Dirt cruza el charco y acierta fijándose en los primeros The Vaselines –si se descuida un poco se pone a cantar eso de Swing swing up and down, turn turn turn around, round round round and about and over again. -. También apreciamos a una Waxahatchee diferente en Air, una preciosa balada, muy minimalista, en la que casi no da protagonismo a su guitarra y sí a unos teclados y unas baterías. Por cierto, como dato curioso, las baterías de este trabajo están grabadas en el gimnasio un colegio cercano a su casa, que es donde hicieron el disco.

Ivy Tripp tiene una falta de coherencia importante, que logra que nunca te metas en el disco. Cada canción es de su padre y de su madre, y, para colmo, le ha quedado demasiado largo. Por un lado, la jugada le sale bien cuando se pone menos evidente, como es el caso de  Breathless y en Bonfire, las canciones que respectivamente abren y cierran el disco. Sobre todo en la primera, que cuenta con un poco de suciedad y un teclado muy oscuro. Lo malo es cuando se va al indie-rock más normalucho, y nos entrega canciones como Under a Rock y Poison, que sí, que no están mal, pero demuestran lo que decía al principio. Vamos, que para eso me pongo a Belly. De hecho, la prefiero en temas más tranquilos, y creo que en Less Than y Grey Hair, está mucho más acertada.

La verdad es que la chica tiene talento y algunas canciones realmente interesantes, pero tiene que quitarse de encima ese sonido tan noventero. Para mi gusto es un lastre.

7,2