Comet Gain – Paperback Ghosts

Comet-Gain

Me gusta que los grupos le pillen el punto a eso de sacar discos regularmente y que no se duerman en los laureles. Hasta hace poco, Comet Gain era uno de estas bandas, y entre un disco suyo y otro pasaban años y años. Eso sí, a su favor hay que decir que nos quitaban las ansias con sus singles, los cuales editaban regularmente. Tras Howl of the Lonely Crowd, el estupendo trabajo que editaron en 2011, ahora vuelven con este nuevo álbum que sale a la venta la semana que viene, y tan solo hemos tenido que esperar tres años.

Comet_Gain

Paperback Ghosts es un disco mucho más tranquilo que su predecesor, y en él encontramos muy pocos arrebatos de esos pop y garage lo-fi que les hizo famosos en los noventa. Por ahí están esa (All The) Avenue Girls, que ya conocíamos, o Behind The House She Lived In, que es su clásico tema de pop acelerado en el que el órgano vuelve a ser el protagonista. Una maravilla. Estas, junto con las psicodélicas Breaking Open The Head Part 1 y Confessions Of A Daydream, son las únicas donde pisan el pedal de distorsión y las guitarras rugen. El resto es de lo más suave.

No cabe duda de que, a estas alturas, es innegable la buena mano que tienen Comet Gain para hacer buenas canciones de pop, pero me ha sorprendido la delicadeza de muchos de los cortes de este trabajo. El primer ejemplo lo encontramos nada más abrir el disco, en la preciosa Long After Tonite’s Candles Are Blown, una canción totalmente otoñal (como la portada del álbum), en la que casi parecen Belle & Sebastian. No es la única, también podríamos decir lo mismo de la hermosa Your Haunted Heart, y su pegadizo estribillo. Pero no es aquí donde están más acertados, en el álbum encontramos varios cortes un poco más acelerados; de esos que son irresistibles y en los que juegan de maravilla con las melodías y los estribillos. La primera es ‘Sad Love’ And Other Short Stories, que suena a ellos por todos los lados (a mí me recuerda mucho a You Can’t Hide Your Love Forever, pero sin el grandioso estribillo). The Last Love Letter es un poco más tranquila, pero conserva también el toque de himno pop. Pero lo mejor del disco lo encontramos en Far From The Pavillion, que es una de esas canciones de pegada instantánea; un tema de pop perfecto con estribillo onomatopéyico.

Quizá defraude un poco a los que esperan a los Comet Gain más sucios y desordenados, pero para los que disfrutamos de su faceta más pop, este trabajo es una gran noticia.

7,7

6 comentarios

  1. yellowsnow77 · junio 30, 2014

    68.zippyshare.com/v/62685823/file.html

  2. Fito · junio 30, 2014

    A mí me está encantando esta faceta más tranquila. De hecho, acabo de meter uno de los temas en una próxima recopilación para mi blog (acabo de preparar dos del tirón) 🙂

  3. Ramon Felis · junio 30, 2014

    No soy imparcial con Comet Gain, siempre me han gustado mucho y esta faceta tranquila entra de maravilla. ¡Merece un 8!

  4. Pingback: Comet Gain – Fireraisers Forever! | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s