Novedades 2017 (1ª Parte)

collage

Ya está aquí la primera recopilación de novedades del año, que, la verdad, ha empezado de lo potente.

Curiosamente, hay que agradecer al indeseable de Donald Trump parte de este comienzo de año tan interesante. Los artistas se han lanzado a editar canciones en su contra, y nos hemos encontrado con nuevos temas de Arcade Fire o CocoRosie con ANOHNI, que se han sacado de la manga un temazo. Esta última también ha editado un adelanto de lo que será su nuevo Ep, donde, por supuesto, la figura de Trump también está muy presente.

Por otro lado, es época de adelantos, y bandas como Spoon, The Bats, Los Punsetes o Los Planetas, ya están presentando sus nuevas canciones. Además de Real Estate, la nueva faceta épica y pop de Temples, o la sorpresa que nos han dado Slowdive, editando su primera canción en 22 años.

Espero que os guste.

1. Soft Feelings / Sondre Lerche 4;58
2. Anymore / Goldfrapp 3;55
3. I Love You More Than You Love Yourself / Austra 4;59
4. Smoke ‘Em Out / CocoRosie 4;44
5. I Give You Power / Arcade Fire 3;43
6. Paradise / ANOHNI 4;28
7. B.H.S. / Sleaford Mods 3;48
8. Hot Thoughts / Spoon 3;49
9. Amputation / The Jesus And Mary Chain 3;25
10. Star Roving / Slowdive 5;39
11. No Trace / The Bats 2;51
12. Mabuse / Los Punsetes 2;55
13. Espiritu Olimpico / Los Planetas 4;17
14. Darling / Real Estate 4;21
15. Sunday Morning / Flo Morrissey And Matthew E. White 3;38
16. In The Morning I’ll Be Better / Tennis 3;42
17. On Lankershim / Foxygen 2;59
18. Strange Or Be Forgotten / Temples 4;08
19. Evermore / Grandaddy 4;40
20. Fireproof / Clap Your Hands Say Yeah 3;59
21. Seasons Run  / The XX 4;20
22. Pure Comedy / Father John Misty 6;25

Anuncios

Austra – Future Politics

austra

Austra es una banda a la que tenía una especial manía. Además, no por nada en particular, simplemente no le pillaba el punto a su música. Aunque, curiosamente, el primer trabajo de Trust, en el que Maya Postepski, una de las dos mitades de Austra, todavía formaba parte de la banda, me encanta. A su otro proyecto no le pillé el punto hasta hace un año y pico, que fue cuando las vi abriendo el concierto de Sufjan Stevens en Madrid. Ahí me dejaron sorprendido, y les di otra oportunidad. Por eso, ahora, que ya me tienen conquistado, me ha sido muy fácil ver las todas virtudes que tiene su nuevo trabajo.

Future Politics” es su tercer álbum, y la verdad es que poco ha cambiado. Quizá, están un poco más sofisticadas que en los dos anteriores. Pero es esa elegancia que despliega su synth-pop lo que hace de su música algo especial. Además, están un poco más melancólicas de lo normal, y sus nuevas canciones emocionan mucho más.

El nuevo álbum del dúo canadiense tiene una primera parte excepcional. Desde la tristeza sintética de ‘We Were Alive’, hasta el pop electrónico de ‘Freepower’, solo hay cosas buenas. Están ‘Future Politics’ y ‘Utopia’, los dos singles, y dos temas absolutamente brillantes. Además de muy diferentes. Mientras en el primero nos dejan una base contundente y arrolladora, en el segunda se empapan de delicadeza y nos obsequian con un bonito tema de lo que podríamos llamar indietronica. Pero lo mejor viene en ‘I Love You More Than You Love Yourself’, un tema muy simple, pero realmente efectivo. En parte por esa melancolía que refleja la letra – me encanta el título – , y en parte por su ritmo, absolutamente pegadizo.

En el tramo final del disco ya están un poco más dispersas. Sí funciona el electro-pop de ‘Gaia’, pero luego se van hacia otros caminos que no les vienen muy bien. El toque R&B de ‘Beyond a Mortal’ no me termina de decir mucho, y el minimalismo de ‘43’ tampoco. Aun así, es un trabajo estupendo, y merece bastante la pena adentrarse en él.

7,9

Grandaddy – Last Place

d166aff3-ccc5-45fd-8422-947a77c8b156

Junto con Six By Seven, Grandaddy fue la banda que más escuché allá por el 2000. El grupo de Modesto se convirtió en una auténtica obsesión, y me hice con todo el material que iban sacando –en aquella época lo de bajarse música todavía estaba muy verde-. Poco a poco, y disco a disco, esa obsesión se me fue pasando, y el último trabajo que sacaron, el irregular “Just Like the Fambly Cat”, no me terminó de convencer. Eso no quita que reciba con ilusión el anuncio de un nuevo álbum tras una década sin editar nada. Sobre todo si viene acompañado de un single de adelanto como ‘Way We Won’t’.

No es que me sorprendiera mucho el anuncio de este “Last Place”, ya que la banda lleva girando desde 2013 y, tarde o temprano, tenían que caer canciones nuevas. Lo que sí me sorprende es la línea que han tomado en este trabajo. Y es que, en lugar de dar continuación a su anterior trabajo, se han ido hacia su mejor época; la de “The Sophtware Slump”. Incluso recuperan la figura de Jed en ‘Jed the 4th’, donde se marcan otro tema lánguido y melancólico. Y es que, parte del álbum, tira hacia ese rollo. Sobre todo al final, donde nos encontramos con esa preciosidad llamada ‘That’s What You Get for Gettin’ Outta Bed’, con la normalita ‘This is the Part’ y con la intensa ‘A Lost Machine’.

No todo es calma y melancolía. La primera parte del álbum se la han reservado para lo que podríamos llamar los hits. Ahí está ‘Way We Won’t’, que lo abre, o ‘Evermore’, el potente y sintético nuevo single. Además de una canción totalmente pop, como es ‘Brush with the Wild’, en la que se sacan de la manga un estribillo magnifico, o de algún tema más acelerado de lo normal, como es ‘Check Injin’. Por supuesto, no pueden faltar los medios tiempos emocionantes, y aquí hay dos. El primero es ‘The Boat is in the Barn’, en el que tiran de teclados para emocionar de lo lindo. Sin embargo, en ‘I Don’t Wanna Live Here Anymore’, prefieren dar el protagonismo a esa guitarras densas, que manejan de maravilla, y con las que siempre obtienen buenos resultados.

No les ha quedado un trabajo redondo, y no está a la altura de sus mejores trabajos, pero sí es un disco notable, y una vuelta de lo más decente.

7,8

The Flaming Lips – Oczy Mlody

the-flaming-lips-oczy-mlody-1440x1440

La carrera de The Flaming Lips resulta de lo más curiosa y contradictoria. Mientras que en sus directos siguen haciendo lo mismo de siempre, con su confeti, su bola gigante y, en definitiva, su locura de espectáculo, en sus discos no paran de ir de un lado para otro. Gracias a esto, algunos de sus seguidores se han bajado del barco, hartos de comprobar que jamás van a volver a sus discos de finales de los noventa y principio de la década pasada. Y mucho menos a las guitarras ruidosas de sus primeros trabajos. Por supuesto, en “Oczy Mlody” siguen sin recuperar ninguno de esos dos caminos, pero sí es cierto que puede resultar un tanto más accesible que “Embryonic” y “The Terror”. O por lo menos un poco más agradable de escuchar.

Oczy Mlody” llega tras unos años de vértigo, en los que la banda de Oklahoma no ha parado. Han estado muy presentes en la transformación de Miley Cyrus, con la que han hecho varios proyectos. Además, no han dejado de lado su afición por los discos de versiones, haciendo al completo el “Sgt. Pepper’s”, o encargándose del disco tributo a Stone Roses. Quizá, por eso, se han relajado tanto, y nos han dejado un pasaje sonoro tranquilo, casi ambiental, de una hora de duración.

Es difícil diseccionar este trabajo en canciones, ya que funciona como un conjunto de cortes que es mejor no dividir. Pero sí es fácil quedarse con pequeños fragmentos de algunas canciones. Además, esos seguidores que añoran el pasado, pueden estar contentos, porque tanto en ‘How??’, como en ‘Sunrise (Eyes of the Young)’ hay mucho del toque melódico y preciosista que les hizo crear canciones tan inmortales como ‘Do You Realize??’ y ‘Yoshimi Battles The Pink Robots’. Y si ya nos vamos a ‘The Castle’, nos encontramos con su canción más accesible en más de una década. Algo que también ocurre en buena parte de ‘One Night While Hunting For Faeries and Witches and Wizards To Kill’, donde se ponen más electrónicos que nunca.

Otra de las características principales del nuevo álbum de la banda de Wayne Coyne, es la calma con la que desarrollan las canciones, alargando los momentos instrumentales todo el tiempo que les da la gana. Lo bueno es que, en varios de esos momentos, les funciona, y canciones como la que da título al álbum, o ‘Da Glowy’ y ‘Almost Home (Blisko Domu)’ resultan de lo más interesantes.

No estamos ante un nuevo “The Soft Bulletin” o un nuevo “Yoshimi Battles The Pink Robots”, pero sí que estamos ante el disco que puede devolver a la ilusión a los seguidores de esas dos obras maestras.

7,1

Flo Morrissey & Matthew E. White – Gentlewoman, Ruby Man

gentlewoman

No soy muy aficionado a los discos de versiones, pero, de vez en cuando, sale alguno que me resulta interesante. Ya sea porque el artista, o los artistas, me gustan especialmente, o porque la selección de canciones es curiosa y ecléctica. Esto es justo lo que ocurre con “Gentlewoman, Ruby Man”, el álbum conjunto que acaban de editar la británica Flo Morrissey y el norteamericano Matthew E. White. En él, llevan a su terreno artistas tan dispares como Frank Ocean, The Velvet Underground o Leonard Cohen. Incluso se atreven con el tema principal de la película Grease.

La historia de cómo llegaron a conocerse y acabaron haciendo este trabajo, es de lo más curiosa. Y es que, fue el propio White quien, tras ver que no paraban de comparar la música de Morrissey con la suya, se puso en contacto con ella. A partir de ahí todo fue rodado. Algún concierto conjunto, alguna que otra versión aislada, y al final este álbum. Su unión ha sido todo un acierto, y la fusión de sus voces y su música funciona a la perfección. Otra cosa es el trato que le han dado a dos o tres de las versiones, que no terminan de cuajar – la de James Blake resulta un tanto aburrida- . Aunque la mayoría sí lo hacen.

En los discos de versiones, suele ser habitual que, la canción que menos tiene que ver con los intérpretes, sea la que más acabe gustando. Aquí se lleva la palma ‘Thinking About You’, el mayor hit de Frank Ocean, el cual convierten en un cálido tema de soul-rock delicioso. Aunque se le queda muy cerca su sensual reinterpretación del tema principal de Grease. Sí esa que compuso Barry Gibb y cantó Frankie Valli. Y la tercera en el pódium es el ‘Sunday Morning’ de la Velvet, que pasa de ser una dulce nana, a un enérgico tema de rock sixties y cercano al Wall of Sound de Phil Spector.

Como era de esperar, cuando llevan a su terreno temas más cercanos a lo que suelen hacer habitualmente, aciertan de pleno. Es el caso de ‘Look At What The Light Did Now’, de los norteamericanos Little Wings, o de ‘Everybody Loves The Sunshine’, del músico de jazz y soul Roy Ayers. Incluso les ha quedado bien la versión, tan oscura, que han hecho del ‘Suzanne’ de Leonard Cohen.

Gentlewoman, Ruby Man” es algo más que una mera anécdota y un capricho de dos artistas. Funciona como álbum propio, aunque las canciones sean de otros.

7,5

The xx – I See You

the-xx-i-see-you

No cabe duda de que I See You es uno de los trabajos más esperados de este recién estrenado 2017. El tercer trabajo de The xx es el álbum del cambio, algo que prácticamente todo el mundo les exige después del aclamado debut en solitario de Jamie xx, que, dicho sea de paso, ha sido el culpable de que éste se haya retrasado. Y ellos no han hecho otra cosa que dar a sus seguidores lo que piden. Los más quisquillosos, les acusan de haber tirado demasiado de Jamie, como si este no se hubiera encargado de la música desde el primer minuto de su carrera. Además, si tienes algo que funciona, para qué vas a cambiarlo. ¿Acaso no es Loud Places una de las mejores canciones de los últimos años? Pues eso. Además, no estamos ante un nuevo trabajo de Jamie xx junto a sus compañeros, siguen teniendo su identidad. Solo que ahora bailan un poco un más. Aunque no en todo el disco.

I See You es un álbum sobresaliente, lleno de grandes canciones, y más luminoso que sus dos primeros trabajos. Hay que tener en cuenta que se han convertido en un grupo que encabeza carteles de festivales, y que tiene millones de escuchas en las plataformas de streaming. Así que han decido tirar de hits. Y vaya hits, porque tanto la ya conocida, y maravillosa, On Hold, como esa preciosidad llamada I Dare You, son de lo mejor de su carrera. Además de un par de canciones que pueden sonar perfectamente en cualquier radio fórmula. Al igual que esa misteriosa y vibrante Say Something Loving, que muy acertadamente han elegido como segundo single.

¿Qué pasa con la pista de baile? Pues básicamente que solo hay un tema propiamente dance. Se trata de Dangerous, el corte que abre el álbum, en el que sí parece que estamos ante un single de Jamie xx. Pero esto da igual, la canción es un pepino, en el que, además del ritmo machacón, meten un sampler de trompetas realmente genial. Esto, unido a las voces de Romy y Oliver, nos deja con todo un trallazo con el que asaltar la pista de baile más cercana.

Si eres de los que prefiere los primeros The xx, también estas de suerte. Y es que, su fórmula, esa en la que se ponen misteriosos, y resaltan las guitarras limpias y claras, también tiene cabida en este trabajo. Eso sí, le han metido nuevos elementos que la hacen más apetecible. Ahí está el toque soul, con palmas incluidas, de la sensual Lips, o los emocionantes teclados que entran al final de A Violent Noise. Incluso en Replica y Brave For You, que son lo más parecido a su pasado, encontramos algún ingrediente nuevo que da otro punto a su sonido.

The xx han evolucionado, y lo han hecho con cabeza y mucho talento, acercándose a sonidos nuevos para ellos, pero sin perder su carisma e identidad. Un logro al alcance de muy pocos.

8,9

Foxygen – Hang

foxygenhangjag301

Nos separamos, nos reunimos, nos volvemos a separar, nos volvemos a reunir…Foxygen son la inconsistencia hecha banda, pero, la verdad, es que se les termina cogiendo cariño. Su locura, y su afán por llevar a su inclasificable forma de ver la música, el rock y el pop de los sesenta y setenta, hacen de ellos una banda realmente interesante.

A lo largo de los últimos años, han demostrado que son capaces de hacer buenas melodías, y adentrarse en el mundo del pop sacando algún que otro hit perdurable. Ahí está esa San Francisco que les dio la fama. Lo malo es que también han demostrado que son muy buenos saboteando su carrera, y, como otras tantas bandas, han renegado de su hit y se han dedicado a otras cosas.

Para sorpresa de sus fans, hace unos meses anunciaban un nuevo trabajo para este recién estrenado 2017, y lo apoyaban con un single llamado America, en el que su locura estaba más que presente. Afortunadamente, como segundo adelanto, nos dejaban Follow the Leader, todo un homenaje al soul blanco de los setenta, con la que recuperaban sus mejores momentos. Ahora, que he escuchado este Hang al completo, puedo decir que, tanto la una como la otra, tienen su razón de ser dentro del conjunto del álbum.

El quinto disco del dúo de californiano es la fusión perfecta de su locura y su estupidez, con sus momentos más pop. Es más, parte de su encanto reside en lo exagerado que es. Solo hay que escuchar Avalon, un corte en el que hay influencias evidentes del soul, de ABBA, o de las bandas sonoras de los comedias de los cincuenta y de los sesenta. Y aunque, en un principio, puede parecer un auténtico descontrol, lo tienen más que estudiado. Al igual que ese homenaje al Bowie de los setenta en Mrs. Adams, o el tono épico, muy de musical, de la ya mencionada America.

Si hay una canción que sobresale en este Hang, esa es On Lankershim, donde juegan a ser una banda de pop de los setenta. No solo es el corte menos loco de todo el disco, también es el que tiene el estribillo más redondo. Aunque tanto Upon a Hill y Trauma, donde es más que evidente que el Elvis de Las Vegas ha sido una influencia clara, también están entre lo mejor del álbum.

No voy a negar que es un trabajo excesivo, y que puede llegar a resultar un poco cansino, pero creo que es una vuelta más que decente, y eso ya es algo.

7,4