Selección 2014 (5ª Parte)

selección 2014-5

Me voy al Primavera Sound, pero antes dejo la recopilación de este mes, que en Barcelona no me va a dar tiempo a subirla. Los artistas que he metido esta vez son bastante conocidos (he estado a punto de meter un tema de Coldplay), pero también hay alguna cosilla nueva. Ahí está el temazo que ha sacado Peter Matthew Bauer (el ex-bajista de The Walkmen) o la colaboración entre el Dj canadiense Zeds Dead y Twin Shadow, que han sacado uno de los rompepistas de este año. También hay nuevas canciones de James, Bob Mould o The Clientele, y su single especial para el 25 aniversario de Merge Records.

Espero que os guste.

  1. Philadelphia Raga / Peter Matthew Bauer 4:42
  2. Moving On / James 4:44
  3. As Always / Clap Your Hands Say Yeah 4:49
  4. The Weather Song / Ought 4:37
  5. I Don’t Know You Anymore / Bob Mould 2:56
  6. Fall in Place / La Sera 2:35
  7. Her / Popstrangers 4:58
  8. The Smallest Splinter / Hamilton Leithauser 4:23
  9. Your Love Is Killing Me / Sharon Van Etten 6:20
  10. Instant Disassembly / Parquet Courts 7:12
  11. Komorebi / Craft Spells 4:24
  12. Falling Asleep / The Clientele 4:37
  13. Postcard / Roddy Frame 3:43
  14. World Peace Is None Of Your Business / Morrissey 4:33
  15. Flesh War / Total Control 4:41
  16. The Riverbed / Owen Pallett 3:44
  17. McFly / Muñeco 5:39
  18. I Try To Talk To You (Feat. John Grant) / Hercules & Love Affair 4:10
  19. Lost You feat. D’Angelo Lacy / Zeds Dead & Twin Shadow 3:38
  20. Do It Again / Röyksopp & Robyn 5:07

Total Control – Typical System

total control

Cada vez tengo más claro que en otra vida fui gótico. Es la única explicación que encuentro a mi afición por los grupos oscuros, y lo bien que me entran sus discos. El último caso es el de Total Control, una banda de Melbourne que saca su segundo trabajo el próximo mes. Les llevo siguiendo la pista unas cuantas semanas, desde que escuché Flesh War en Pitchfork y me quedé alucinado con lo bien que tiraban del pop oscuro ochentero. Ahora me he encontrado con este nuevo trabajo, y no me ha defraudado. Eso sí, es un tanto ecléctico, y la gran mayoría de canciones tienen muy poco que ver con esa Flesh War.

total control2

Typical System empieza con Bloody Glass, un tema en el que se van a la electrónica más oscura, y nos recuerdan la faceta menos alegre de los grupos de synth-pop de los ochenta. Nada que ver con Expensive Dog, el corte que viene a continuación, donde tiran del post-punk. La verdad es que esta es la línea general del disco, y los cortes más electrónicos, los que podíamos decir que son menos agresivos, son minoría. Eso sí, valen por casi todo el resto del álbum. Y es que la ya mencionada Flesh War, con su delicioso estribillo, su línea de bajo tan New Order, y su teclado oscuro, ya se ha convertido en una de mis canciones favoritas de 2014. Por no hablar de Safety Net, con la que cierran el disco de forma absolutamente pop.

Si nos vamos a los temas más post-punk, el primer premio se lo lleva Black Spring, y sus repetitivos siete minutos. Es una de esas canciones que te atrapa sin necesidad de florituras, y solo necesita un simple punteo de guitarra y un ritmo acelerado para conquistarte. Tampoco está nada mal Systematic Fuck, donde se dejan el post a un lado y se quedan con el punk, o Two Less Jacks, que es un pepinazo de lo más potente. Quizá se han equivocado en canciones como The Ferryman y Hunter, donde utilizan la electrónica para adentrarse en la oscuridad, y no les funciona muy bien. Menos mal que el resto del disco tiene muy pocas fisuras.

7,8

Parquet Courts – Sunbathing Animal

parquet_courts_-_sunbathing_animal

Parquet Courts solo han necesitado un par de años para convertirse en una de las bandas más interesantes del panorama norteamericano. Los de Brooklyn no han parado en estos últimos 24 meses, y el trabajo ha dado sus frutos. Light Up Gold fue uno de los discos del pasado 2013 (aunque en realidad salió en 2012 y se reeditó un tiempo después), y el Ep que vino a continuación también recibió buenas críticas. Ahora vuelven con su nuevo trabajo (el tercero si contamos la casete que sacaron en 2011), el que se supone que les debería consolidar. No es una banda fácil de vender y, para colmo, en este disco no tienen un hit tan claro como Borrowed Time

PARQUET-COURTS

Una de las cosas que más me gusta de Parquet Courts es su sonido absolutamente neoyorquino. Es ponerse uno de sus discos, y acercarte a la escena punk y hardcore de los últimos setenta (ya sabéis, el CBGB y todo ese rollo). Han captado de maravilla la esencia de esos años, el toque lo-fi y la crudeza que tenían mucho de los trabajos de aquella época (algo que vuelve a pasar en Sunbathing Animal, que es un trabajo más arisco y difícil que su predecesor). Se podría decir que les cuesta mucho sacar un estribillo. Lo más parecido que tiene a un hit en este disco es Black and White, Sunbathing Animal (no es casualidad que sean dos de los temas que han adelantado del álbum), y Always Back in Town. Y tampoco es que sean las canciones más “comerciales” del mundo. Incluso alguna de ellas cuenta con esas guitarras chirriantes, que suenan como si estuvieran rotas, y que a más de uno terminaran saturando. A mí me pasa.

Curiosamente, lo que más me gusta del disco son los cortes más tranquilos, donde demuestran que cuando pisan el freno saben muy bien lo que hacen. Me gusta mucho Dear Ramona, pero me gustan mucho más los siete minutazos de Instant Disassembly, que me parece el mejor tema del álbum. Ese toque perezoso es todo un respiro entre los guitarrazos acelerados que encontramos en el resto del disco. Es una lástima que no haya más cortes así, el disco hubiera ganado más puntos. Y es que al final uno acaba un poco saturado de tanta crudeza y echa de menos algunos temas un poco más facilones.

7,2

Röyksopp & Robyn – Do It Again

Robyn

Robyn y los miembros de Röyksopp son viejos amigos, y han colaborado más de una vez. La más conocida es The Girl And The Robot, una de las canciones de Junior, el álbum que los noruegos sacaron en 2009, pero también han girado juntos en alguna ocasión. Ahora se vuelven a juntar para sacar este mini-lp llamado Do It Again, en el que han compuesto todo a pachas. Además, van a girar juntos para presentarlo (estarán actuando en el Sonar).

Como ya os podréis imaginar, en estos cinco cortes hay temas que tiran más hacia el lado de Robyn, y temas que tiran más hacia el lado de Röyksopp. Esto hace que el mini-lp (no se puede hablar de él como un ep, ya que dura 35 minutos) sea demasiado ecléctico, y no termine de cuajar. Personalmente, prefiero los temas que más me recuerdan a la carrera en solitario de la sueca, ya que los noruegos nunca me han hecho mucha gracia. Además, se podría decir que la única canción en la que se han fusionado de verdad es Monument, y aun así, tiene dos partes muy claras. En los primeros minutos nos encontramos con una balada muy Robyn, bonita y simplona, pero a medida que los minutos van pasando, la mano de Röyksopp se empieza a notar, y el tema se convierte en un instrumental cercano al jazz. La verdad es que suena muy bien. No es que pueda decir lo mismo de Sayit, el corte que han elegido como single. Su rollo electro industrial me gusta para un par de minutos, pero al final me termina rallando un poco.

Yo lo tengo muy claro, lo mejor del disco son las dos canciones puramente Robyn. Además, son muy diferentes. Do It Again es el típico hit de synth-pop que ha hecho famosa a la sueca, y que, además, le sigue funcionando muy bien. Sin embargo, en Every Little Thing nos sorprenden con una deliciosa balada sintética con tintes de r&b. No me cabe duda de que es una canción por la que muchas divas del mainstream matarían. De hecho, le pegaría bastante a Jessie Ware. Después de ella hay poco más que rascar, ya que en Inside the Idle Hour Club, nos dejan uno de esos soporíferos temas en los que Röyksopp se ponen de lo más ambientales. Diez minutos de puro sopor.

7,3

Primavera Sound 2014: Cold Cave – Full Cold Moon

cold cave full moom

Creo que lo dije una vez por aquí, que con todos los singles que estaban sacando Cold Cave, les daba para un álbum completo. Bueno, pues dicho y hecho. Los neoyorquinos han recopilado los singles sueltos que han sacado en los dos últimos años, y han sacado este Full Cold Moon. La cuestión es que tanto un servidor, como ellos mismos, estábamos confundidos, y estas canciones no funcionan como conjunto. Tal vez, si solo hubiera recopilado las canciones principales, y alguna cara-b, la cosa hubiera funcionado mejor. Al meter todas las canciones por orden cronológico, les ha quedado una recopilación un tanto rara y muy poco coherente.

cold cave

Muchos de estos singles ya han pasado por el blog (los temas principales han ido cayendo en las sucesivas recopilaciones), y la verdad es que no se les puede negar su calidad. A Little Death to Laugh, Oceans With No End, God Made the World, y Nausea, the Earth and Me son cuatro pepipanazos tremendos. Además, que da igual de que palo vayan en cada canción, saben muy bien cómo hacer himnos oscuros a base de guitarras, o con bases contundentes y bailables. De hecho, yo diría que han sido uno de los grupos que mejor han empleado las influencias dark de los ochenta. Lo malo viene en las canciones que acompañan a estos singles.

A Cold Cave les gusta mucho meter instrumentales tranquilos, casi ambientales, como acompañamiento de sus singles. En esta recopilación hay tres que terminan rompiendo el ritmo del disco y hacen que uno se pierda un poco. Digamos que no pintan mucho entre temas de guitarras sucias y potentes como Young Prisioner Dreams of Romance o People are Poison (me gustaría saber cuántas veces escucharon a Sisters of Mercy antes de grabar esta canción) que, aunque no son una maravilla, están bien. Sin duda alguna, lo mejor de los temas de “relleno” es cuando se ponen un tanto más electrónicos, y se sacan de la manga canciones como Black Boots y Don’t Blow Up the Moon, que podrían entrar en cualquiera de sus discos principales.

Una recopilación que no está mal si no tienes los singles, o los prefieres tener ordenados y todos juntitos.

6,9

Popstrangers – Fortuna

version2

Los neozelandeses Popstrangers se han tenido que mudar a Londres para acordarse del pop que se hacía en su tierra en los ochenta. En su segundo trabajo han dejado de lado el rollo 90s (casi grunge) que encontrábamos en su debut, y se han lanzado hacia un pop oscuro de lo más interesante. Por aquí hay un desfile de guitarras y melodías dignas de Flying Nun Records (The Clean, The Chills, The Verlaines…), y eso siempre es bueno. Por no hablar de que están de lo más atinados con algunos estribillos, que entran de maravilla entre tanta guitarra perezosa.

popstrangers2013

Fortuna es un trabajo que empieza muy bien, pero a medida que van pasando las canciones, se va desinflando. Han metido todo lo bueno en la primera parte del disco, y para el final han dejado algunas canciones un tanto sosas. Pero bueno, se compensa una parte con la otra. Y es que es imposible resistirse al encanto de una canción como Country Kills, que fue el single de presentación del álbum. Es uno de esos himnos pop con estribillo perfecto que entran a la primera. Quizá es la canción más directa del álbum (junto con Tonight), pero hay otras que están a la altura. Me gusta mucho la fuerza con la que entra el estribillo en Sandstorm, la calma con la que se enfrentan a Don’t Be Afraid, o cuando se acercan al post-punk en Distress. Con todo, no me parecen las mejores canciones del disco, ese título es para Violet y Her. Son dos canciones muy parecidas, que en un principio no dicen mucho pero que, gracias a un estribillo memorable, se convierten en un par de pequeñas joyas.

Los tres últimos cortes es donde fallan un poco, y les cuesta mucho dar con un estribillo interesante. En Destine lo consiguen, pero llega muy tarde, después de tres minutos de canción un tanto insulsa. Peor es Right Babies, donde recuperan ese rollo guitarrero casi grunge de su primer trabajo. Tampoco lo mejoran mucho en What’s On Your Mind?, el tema que cierra el álbum. Se han pasado con el toque oscuro, y se han olvidado de que haciendo pop les salen mejores canciones.

Es una lástima que empiecen tan bien, y acaben de una forma tan irregular, pero bueno, al menos tienen 6 o 7 canciones notables. Y eso ya es mucho.

7,4

Recomendaciones en Streaming: Peter Matthew Bauer/James/Parquet Courts

Aprovechando que, en cuanto a discos se refiere, la cosa está un poco parada, recupero esta sección con tres grandes canciones.

Peter Matthew Bauer – Philadelphia Raga

peter_matthew_bauer

Peter Matthew Bauer es otro de los miembros de The Walkmen que se ha lanzado a sacar disco en solitario. El que fuera bajista de la banda edita Liberation! el próximo 16 de junio, y tras el primer adelanto (la sosa Latin American Ficciones), ahora nos presenta otra canción, que es infinitamente mejor. El tema en cuestión se llama Philadelphia Raga, y es uno de esos cortes que no tiene estribillo, ni falta que le hace. Quizá se le ha ido la mano con la intro, que casi dura dos minutos, pero cuando la canción empieza, se convierte en irresistible (esos coros femeninos me encantan). Una vez más, la simpleza no está reñida con la calidad.

James – Moving On

james

El próximo 2 de junio sale a la venta Le Petite Mort, el nuevo trabajo de James. Los de Manchester vuelven tras aquellos dos Eps de 2010 que resultaron un tanto fallidos. Ahora parece que han recuperado el pulso, y tanto el anterior adelanto (Frozen Britain), como este Movin On, que es el primer single oficial, son tremendos. Además, para esta canción han hecho un vídeo magnifico y muy emotivo que le viene de maravilla a la canción. Como podéis ver, los de Tim Booth no han perdido el toque y siguen sabiendo cómo hacer auténticos himnos épicos.

Parquet Courts – Instant Disassembly

PARQUET-COURTS

Parquet Courts es una de las mejores sorpresas que nos hemos encontrado en los últimos años. Gracias a su empeño por revivir un periodo concreto de la música neoyorquina (la época que de finales de los setenta a principio de los ochenta), se han hecho con un sonido característico, y un buen puñado de canciones. La última es Instant Disassembly, en la cual se relajan y nos dejan un delicioso corte de más de siete minutos. Nada que ver con Sunbathing Animal, el tema absolutamente punk que da título a su nuevo álbum, el cual saldrá el próximo 2 de junio.

Primavera Sound 2014: Hamilton Leithauser – Black Hours

Hamilton-Art-24001

La separación de The Walkmen nos dejó un poco descolocados a muchos de sus seguidores, ya que lo dejaron cuando estaban viviendo su mayor momento de popularidad. A día de hoy no se conocen muy bien las razones por las que lo dejaron, pero viendo cómo muchos de sus miembros se han lanzado a sacar discos en solitario, parece que cada uno tenía sus propias ideas musicales.

La verdad es que no nos ha dado tiempo a echarles de menos, ya que no han tardado nada en sacar sus respectivos discos. El primero en lanzarse a su aventura en solitario ha sido Hamilton Leithauser, su cantante. Además, lo hace muy bien acompañado, ya que por su álbum de debut han pasado miembros de The Shins, Fleet Foxes, Dirty Projectors, Vampire Weekend, y algunos de sus antiguos compañeros de banda; concretamente, con los que no van a sacar a disco, que son Peter Bauer y Walter Martin. Curiosamente, este último también se ha rodeado muy bien en su primer disco en solitario, y ha contado con la ayuda de Matt Berninger de The National, o Karen O de Yeah Yeah Yeahs.

HAMILTON

Black Hours es un disco que recuerda mucho a los primeros trabajos de The Walkmen, es más clásico, y reúne un buen motón de influencias. Y es que el único “pero” que se le puede poner a los últimos trabajos de The Walkmen, es que eran un tanto lineales y asequibles. Todo lo contrario que este álbum, donde Leithauser lleva su particular forma de cantar a unos cuantos estilos musicales. Ahí está el toque tan clásico que tiene The Silent Orchestra, o la enorme I Retired, donde fusiona el lado más americano de su música, con unos coros doo wop que son una delicia. Pero no solo se le da bien tirar hacia décadas anteriores, y en 11 O’Clock Friday Night nos deja un temazo con una fuerte influencia de la música negra. No obstante, aquí es donde colabora Amber Coffman de Dirty Projectors, y se nota bastante.

Otro dato a tener en cuenta es que es un trabajo más tranquilo, y salvo esa Alexandra que saco como primer single, el resto de cortes tiene un tono de lo más reposado. Quizá se le ha ido la mano con este tipo de canciones, pero hay unas cuantas que gustarán mucho a los seguidores de su antigua banda. Ahí están las deliciosas Self Pity, I Don’t Need Anyone o la preciosa The Smallest Splinter, con la que cierra el álbum.

Es un buen trabajo, que no defrauda y, aunque no llega a los niveles de los discos de The Walkmen, con él demuestra que en solitario puede llegar bien alto.

7,8

CD86: 48 Tracks From Birth Of Indie Pop

cd86

Hace poco leí que iban a volver a editar la mítica casete del C86 en cd, algo que a estas alturas me parece de lo más absurdo. En parte porque el cd cada vez está más obsoleto, y en parte porque ya existe esta recopilación de 2006 llamada CD86, que es mucho más completa que la casete original.

CD86 contiene las canciones de la casete que regalaba el NME en 1986, y una selección de temas elegidos pop Bob Stanley de Saint Etienne para la ocasión. En total son 48 canciones (la cinta original tenia 22) que demuestran la enorme calidad que había por aquellos años en las islas británicas. De hecho, muchas de ellas se convirtieron en bandas míticas de lo más influyentes. Por aquí están The Jesus & Mary Chain, que el año anterior habían sacado Psychocandy, unos primerizos Primal Scream, The Wedding Present, y una larga lista de bandas que a todos os sonaran.

Lo mejor de esta recopilación es que es de lo más ecléctica, y en ella no solo encontramos grupos de pop ruidoso, también están representados los pioneros del Twee-Pop (Talulah Gosh) o bandas más esquivas e inclasificables como TV Personalities y The Mighty Lemon Drops. Por no hablar de todos esos grupos que empezaron haciendo pop de guitarras y cambiaron radicalmente de estilo en los años posteriores. Ahí están The Soup Dragons, que un tiempo después conseguirían un Top 5 en UK con su versión manchesteriana del I’m Free de los Rolling Stones, o Pop Will Eat Itself, que más tarde se convertirían en una banda cercana el rock industrial y a la música de baile, y terminó siendo la influencia principal de grupos como EMF o Jesus Jones.

En definitiva, una colección de canciones que definen una época en la que la industria musical miraba para otro lado. Y es que ahí radica la grandeza de este disco, mientras las grandes casas de discos estaban fijándose en sus bandas de pelo cardado y chaquetas de hombreras, una buena cantidad de grupos estaban haciendo algo nuevo e interesante con muy pocos medios. De ahí que siempre digan que este disco es el principio del indie-pop. Por supuesto, esto duró poco y, como siempre pasa, muchas de estas bandas firmaron contratos con grandes discográficas. Aunque también hay que decir que otras muchas se quedaron en sellos pequeños y cultivaron su leyenda desde allí. Los dos mejores ejemplos son The Pastels y BMX Bandits, pero también consiguieron cierta popularidad The June Brides o Another Sunny Day, y lo hicieron desde sellos muy pequeñitos.

Disc 1

  1. “Velocity Girl” – Primal Scream
  2. “The Sun, A Small Star” – The Servants
  3. “Around And Around” – Hurrah!
  4. “Why Does The Rain?” – The Loft
  5. “Vibrato” – East Village
  6. “Pristine Christine” – The Sea Urchins
  7. “What Went Wrong This Time” – The Siddeleys
  8. “Anorak City” – Another Sunny Day
  9. “Get Out Of My Dream” – Clouds
  10. “Golden Shower” – The Boy Hairdressers
  11. “Ask Johnny Dee” – The Chesterfields
  12. “He Blows In” – The Raw Herbs
  13. “Paul McCartney” – Laugh
  14. “You Didn’t Love Me Then” – The Hit Parade
  15. “Like Frankie Lymon” – The Weather Prophets
  16. “Sunday To Saturday” – The June Brides
  17. “I Had An Excellent Dream” – The Dentists
  18. “Everybody Knows The Monkey” – Mighty Mighty
  19. “E102” – BMX Bandits
  20. “Talulah Gosh” – Talulah Gosh
  21. “Cut Me Deep” – The Jasmine Minks
  22. “I’ll Still Be There” – Razorcuts
  23. “Therese” – The Bodines
  24. “Paradise Estate” – Television Personalities

Disc 2

  1. “Upside Down” – The Jesus and Mary Chain
  2. “Really Stupid” – The Primitives
  3. “It Always Rains On Sunday” – The Groove Farm
  4. “Black Country Chainsaw Massacre” – Pop Will Eat Itself
  5. “Come Get Me” – 14 Iced Bears
  6. “Sign on The Line” – The Fizz Bombs
  7. “Anti-Midas Touch” – The Wolfhounds
  8. “This Boy Can Wait” – The Wedding Present
  9. “Bible Of The Beats” – Age Of Chance
  10. “Safety Net” – The Shop Assistants
  11. “Just Too Bloody Stupid” – Close Lobsters
  12. “Dukla Prague Away Kit” – Half Man Half Biscuit
  13. “Don’t Slip Up” – Meat Whiplash
  14. “I Could Be In Heaven” – The Flatmates
  15. “If I Said” – The Darling Buds
  16. “Poised Over The Pause Button” – This Poison
  17. “Jack And Julian” – The Bachelor Pad
  18. “On Tape” – The Pooh Sticks
  19. “Flowers Are In The Sky” – Revolving Paint Dream
  20. “Whole Wide World” – The Soup Dragons
  21. “Frans Hals” – McCarthy
  22. “Like An Angel” – The Mighty Lemon Drops
  23. “Why Popstars Can’t Dance” – Big Flame
  24. “Baby Honey” – The Pastels

Primavera Sound 2014: Sharon Van Etten – Are We There

sharon van etten portada

Hasta hace unos días, Sharon Van Etten era una de mis asignaturas pendientes; una de esas artistas que por alguna extraña razón te dan pereza. Eso ha cambiado con su nuevo álbum, el cual he escuchado mucho esta última semana. Si es cierto que no es una cantante que sea muy de mi rollo, pero creo que es uno de esos trabajos que pueden gustar a cualquiera. Es un disco bien hecho, con un sonido impecable, en el que la neoyorquina destapa los aspectos más tristes de su vida (solo hay que echar un vistazo a los títulos de algunas canciones), y nos deja algunas canciones absolutamente desgarradoras.

Are We There es el cuarto Van Etten (me tendré que poner con los anteriores), que es una de esas artistas que lo hace todo y, aunque ha contado con colaboradores de lujo (por el estudio han pasado miembros de Lower Dens o la mismísima Torres), todo ha salido de su cabeza. Ella misma ha formado parte de la producción del disco (junto con Stewart Lerman), y como dato curioso, todos los instrumentos utilizados en la grabación del disco, fueron usados anteriormente por John Lennon y Patti Smith. Y es que parte del álbum está grabado en los míticos estudios neoyorquinos Electric Lady.

sharon-van-etten_195118770437

Uno no se engancha a una cantante así como así, por las buenas, siempre hay algo que te hace conectar. En mi caso ha sido el tercer corte de este trabajo, y su letra tan sincera y triste (“Break my leg so I can’t walk to you/ Cut my tongue so I can’t talk to you/ Burn my skin so I can’t feel you/ Stab my eyes so I can’t see.”). Your Love Is Killing Me se ha metido de lleno en lo mejor de lo que llevamos de 2014, y sus seis minutos emotivos e intensos, con esas guitarras cortantes y su estribillo fuerte y crudo, te dejan totalmente noqueado. A mí me ha recordado mucho a la PJ Harvey de los noventa, pero con un toque más clásico, y menos guitarrero. Afortunadamente, no es la única canción enorme que nos encontramos en el disco.

La primera parte de Are We There apenas tiene fisuras, y la de Nueva York emociona en unas cuantas ocasiones. Lo hace nada más empezar, con una balada de corte clásico (con su piano y su toque épico final) llamada Afraid of Nothing, y a lo largo de todo el disco (el trio formado por Tarifa, I Love You But I’m Lost y You Know Me Well es una maravilla). Pero no solo está acertada en este tipo de canciones, también se sale con la suya en los temas más esquivos, en esos que se vale de alguna base electrónica y se aleja de su lado más convencional. Ahí están Taking Chances y Our Love para demostrarlo. Sobre todo la segunda, que es una delicia de canción. Además, aguanta el buen ritmo hasta el final y cierra el disco con Every Time the Sun Comes Up, el acertado primer single.

Un gran disco.

8,1