Selección 2014 (11ª Parte)

selección 2014-11

No tenia intención de poner otra recopilación con novedades hasta el año que viene, pero al final me he encontrado con 20 canciones bien majas, y me ha salido una selección muy interesante que merecía la pena. La gran mayoría de temas son de discos que ya han caído en el blog, pero también hay algunas novedades, como las de Elvis Perkins, Collen Green o El Último Vecino. Además, con eso de que se acaba el año, algunos artistas se han animado a sacar caras-b y outtakes de sus últimos trabajos. Es el caso de Mogwai, que mañana mismo sacan un nuevo Ep, y el de Hamilton Leithauser, que se ha metido en el estudio, y ha grabado una canción el solito tocando todos los instrumentos. También hay una versión, en este caso la que hace J Mascis del Fade Into You de Mazzy Star. Por cierto, que esta canción ya cayó en otra recopilación del blog, pero en ese caso eran Au Revoir Simone, que hacían una versión en clave synth-pop, muy diferente a la acústica que hace el líder de Dinosaur Jr.

Espero que os guste, la próxima ya será de las mejores canciones del año.

  1. Fade Into You / J Mascis 4:35
  2. Hogus Pogus / Elvis Perkins 2:42
  3. First Local Recording / Bigott 2:40
  4. Come Back To / Bored Nothing 3:36
  5. Treen Girl / The Hit Parade 2:36
  6. Spin-O-Rama / The Primitives 2:45
  7. Opinión de mierda / Los Punsetes 2:33
  8. Pay Attention / Colleen Green 2:46
  9. Class Historian / Broncho 3:32
  10. This Grave Is My Bed Tonight / Johnny Aries 3:53
  11. Tu Casa Nueva / El Último Vecino 3:15
  12. Teenage Exorcists / Mogwai 3:30
  13. Pointless Experience / Viet Cong 3:00
  14. Driving Me Wild / Bryan Ferry 3:38
  15. ‘Tis A Pity She Was A Whore / David Bowie 5:27
  16. Right Now / TV On The Radio 4:23
  17. Caught in Midstream / Vic Godard & Subway Sect 3:13
  18. War Is Over / Australian Blonde 2:36
  19. Ready for Death / Doug Gillard 3:40
  20. Room for Forgiveness / Hamilton Leithauser 3:54   

The Hit Parade – Cornish Pop Songs

cornish-pop-songs

Esta es una de las épocas que más me gustan del año, cuando ya no hay casi novedades, y se empiezan a dejar ver esos discos que han salido a lo largo del año, y no han tenido mucha repercusión. De esto es algo que saben mucho The Hit Parade, que llevan editando discos desde mitad de los ochenta, y nunca han visto al éxito comercial pasar por su lado. También es cierto que ellos han pasado mucho del tema, y se han dedicado a sus respectivos trabajos fuera de la música. Cada cierto tiempo reúnen una serie de canciones, y deciden hacer un disco. No hay más pretensiones que las de crear música y hacer unos conciertos de vez en cuando. Supongo que, a estas alturas, ya estarán de vuelta de todo, y hace tiempo que vieron la realidad de la industria musical.

https://soundcloud.com/swellpublicity/theres-something-about-mary-1

Cornish Pop Songs es su séptimo álbum, y está inspirado en las gaviotas y en los pescadores de Caballas de Cornwall, una localidad costera del sudoeste de Inglaterra. Y es que, Julian Henry, el líder de la banda, dice estar harto de escuchar a la gente idealizar grandes ciudades como Londres, París o Nueva York, y no darse cuenta de lo bien que se vive en una ciudad como Cornwall. Desde luego, cada uno tiene su punto de vista, pero lo que está claro, es que a Henry le ha venido de maravilla como inspiración, ya que ha grabado un disco bien bonito.

Lo suyo es el pop sin aditivos, en el que las buenas melodías y los estribillos se llevan los honores. El pedal de distorsión es un artista invitado y casi todo el disco suena muy limpio. Quizá, de buenas a primeras, no sea tan atractivo como cuando nos encontramos con una guitarra ruidosa, pero a medida que vas escuchando los temas que lo componen, te va atrapando. Hay cortes realmente deliciosos como On a Rainy Day in Newlyn, Garage in Drift, Wonderful View y The Ghost of the Fishing Fleet, que se van más hacia el rollo acústico y relajado. Pero también hay buenos hits de pop instantáneo que te conquistan a las primeras de cambio por su frescura. Ahí es donde entran la cinematográfica There’s Somenthing About Mary, Girl from Penzance, que recupera un poco la electrónica de su anterior trabajo, y Treen Girl, que está cercana al C-86. Eso sí, con un sonido más limpio.

Como digo siempre, es una lástima que este tipo de trabajos pasen tan desapercibidos, pero bueno, más no podemos hacer.

7,9

John Grant with the BBC Philharmonic Orchestra: Live in Concert

John-Grant-BBC-Live-Album-Packshot-1440x1440

John Grant es uno de esos artistas que triunfa mucho más fuera de su país que dentro. Quizá es porque vive en Islandia en lugar de los Estados Unidos, pero no deja de ser sorprendente el éxito que ha tenido en el último año en UK. Su “Pale Green Ghost” ocupó muchos de los primeros puestos de las listas de lo mejor del año, y le valió una nominación a los Brit Awards. Por eso no resulta extraño que se haya embarcado en una gira de siete fechas por las islas, en la que se ha dejado acompañar por Royal Northern Sinfonia, una de las mejores orquestas del país. La gira empezó el sábado pasado, y todavía le quedan cuatro fechas. Eso sí, está complicado conseguir una entrada, ya que hace semanas que están agotadas.

j. grant bbc

Antes de esa gira, a principios de octubre, hizo un concierto con la orquesta de la BBC en el que, junto a 60 músicos, interpretó 16 de sus composiciones. La demanda ha sido tal, que su sello se ha visto obligado a publicar la grabación de este concierto en un álbum doble que saldrá la semana que viene.

No hace falta decir lo bien que le vienen las cuerdas a las canciones de Grant, y la buena idea que ha tenido haciendo estos conciertos. Esto se refleja en los más de 80 minutos que dura el disco, donde Grant repasa sus canciones más relajadas (casi no hay espacio para la electrónica), y muestra la fuerza que le dan esas cuerdas. Resulta maravilloso escuchar como entran los violines en el estribillo de GMF; como llega la tormenta de trompetas en el final de It Doesn’t Matter to Him, o lo bonita que ha quedado TC and Honeybear, con ese toque tan épico. Por no hablar punto que le da la orquesta a Vietnam y Pale Green Ghost, los dos cortes que tienen algo de electrónica. Pero sin duda alguna, el momentazo es Queen Of Denmark, con la que cierra el concierto a lo grande. Y es que, esta canción, que ya es impactante en su versión original, queda grandiosa con esas cuerdas que entran a lo como un rayo en su contundente estribillo.

Un gran aplauso para el señor Grant y para sus 60 acompañantes.

8

Billy Thermal – Billy Thermal

Billy_Thermal_OV-95

Es posible que el nombre de Billy Thermal no le suene a mucha gente, pero si cambiamos el Thermal por Steinberg, ya os sonará un poco más. Si todavía no os dice nada, os puedo contar que, junto a Tom Kelly, este hombre escribió temas tan conocidos como True Colors de Cyndi Lauper, Eternal Flame de The Bangles, o el mítico Like a Virgin de Madonna. Por cierto, que esta última le vino a la cabeza mientras conducía el tractor de la granja de su padre. Nada que ver con esa góndola en la que Madonna se contorneaba en el vídeo de la canción. Unos años antes de eso, Steinberg lideraba una banda de new wave llamada Billy Thermal, con la que solo llegó a publicar un Ep en un sello independiente de Los Angeles. Eso sí, dejó grabado un álbum completo, que ahora ve la luz junto a ese Ep y tres demos. Este Lp se ha editado este año, y si eres fan del power-pop y la new-wave de finales de los setenta y principio de los ochenta, este disco te encantará.

billy-thermal-2014-promo-650x400

Lo primero que sorprende al escuchar el Lp, es encontrarse con versiones anteriores de canciones que luego popularizaron otros artistas. Y es que, Steinberg no tuvo reparos en dar a Linda Rondstadt su How Do I Make You para que esta lo convirtiera en un top 10 en 1980, o I’m Gonna Follow You, para que Pat Benatar la incluyera en su segundo álbum. Las dos están incluidas aquí en versiones mucho más primitivas, y, por supuesto, cercanas al sonido power-pop y new-wave de la época. Aunque sí es cierto que la versión de Rondstadt era de lo más Blondie, y la de Benatar era una macarrada.

Lo que es increíble de esta historia, es que el disco nunca llegará a salir. Y es que, en este trabajo, también encontramos muestras del talento que llevo a Steinberg a conseguir cinco números uno años después. Ahí están I Tell You My Dream, la fantástica Control o la simpatica The Price I Pay. Quizá baja un poco el listón a mitad del disco (I’m Your Baby y Didn’t See It le han quedado un poco sosas), pero recupera el vuelo cuando aparecen I Need You y Julie, la inevitable canción con nombre de chica. Además, las demos del final muestran que podía haber seguido dando guerra un poco más de tiempo.

No sé muy bien cuál es el motivo de la publicación de este álbum ahora, 34 años después de su grabación, pero no está demás escucharlo y pasar un buen rato con él.

7,5

Los Punsetes – LPIV

los_punsetes_-_lpiv_-_portada_digital

Cuarto álbum de Los Punsetes, y cuarto pelotazo. Parece que los madrileños son incapaces de hacer un disco malo, bueno, mejor dicho: son incapaces de no hacer un disco no sea notable. Su alianza con Pablo Díaz-Reixa (El Guincho) les ha venido de perlas para su sonido, y en este nuevo trabajo siguen explotando la fuerza que les da la producción del artista canario. Algunos dirán que es lo mismo de siempre, y que empiezan a repetirse, pero en realidad sí que se aprecian cambios en este nuevo trabajo. Yo, por lo menos, los veo un poco más oscuros, y más cabreados de lo normal. Esto hace que nos encontramos ante sus letras más directas, y que, en muchos casos, se hayan dejado la acidez de lado, para ir directos a la yugular.

los punsetes

LPIV es disco con un sonido muy crudo, en el que las guitarras suenan sucias y, en algunos casos, un tanto incomodas. Un buen ejemplo es Los últimos días de Sodoma, en el que supongo que han querido reflejar la destrucción que describen en la canción con una contundente tormenta de guitarras al final de la canción. Por cierto, no es difícil adivinar a que ciudad está dedicada la canción. Una crudeza y contundencia que también reflejan Falso documental (esta canción debe de tener las guitarras más potentes de su carrera), y en Nit de L’Albà, el estupendo tema con el que cierran el disco.

Si hay algo que me gusta de Los Punsetes, son sus hits descarados. No sé cómo lo hacen, pero en cada disco consiguen hacerse con más de media docena de temas que se pegan como una lapa a las primeras de cambio. Este disco no es una excepción, y desde la primera canción, esa Amanece más temprano, tan simple como efectiva, ya están dando muestras de su enorme talento a la hora de conjugar letras inteligentes y melodías creadas con unas buenas guitarras distorsionadas. Junto a ella, nos encontramos con Bonzo o Me gusta que me pegues, que son geniales, pero yo me quedo con dos: Museo de historia natural y Opinión de mierda. Se podría decir que son las dos canciones más pop del disco, en las que les cuesta un poco más pisar el pedal de distorsión. Sobre todo en la segunda, que es toda una hostia a los que necesitan dar su opinión sobre todo continuamente. Un grupo en el que estamos una gran cantidad de españoles. Ya lo dicen ellos, “formas parte de ese 90% de gente que se cree mejor que el resto”.

Sin duda alguna, uno de los discos nacionales del año.

8

Vic Godard & Subway Sect – 1979 Now!

Vic_Godard___Subway_Sect_-_1979__NOW_1407336404_crop_550x563

Subway Sect fue una de las muchas de bandas de punk británico que salieron a mediados de los setenta que no consiguieron trascender tanto como Sex Pistols o The Clash. Eso no significa que fueran peores, es más, Joe Strummer siempre dijo de ellos que, junto con The Slits, eran la mejor banda de aquella época. También es cierto que Vic Godard, su líder, era más inquieto, musicalmente hablando, y no tenía reparos en dejarse llevar por otros estilos muy diferentes al punk. De hecho, en 1980 se adelantaron al revival rockabilly que se viviría unos años después, con What’s the Matter, Boy?, un trabajo que la crítica calificó de demasiado retro. Tras él, Godard dejo la música para ser cartero, pero a principio de los noventa le picó de nuevo el gusanillo, y desde entonces, ha estado sacado cosillas.

1979 Now! es el disco Northern Soul de Vic Godard, en el que refleja la obsesión que le dio por ese tipo de música en ese año. Son canciones que ha escrito durante todos estos años, como Holiday Hymn, que data de 1980, y que a muchos os sonará porque, un año después, Orange Juice la convirtieron en un éxito. Y es, que Edwyn Collins fue un fan de Subway Sect cuando era joven, y un día se enamoró de esa canción cuando la escuchó un vinilo pirata. Por eso no sorprende que se el propio Collins el que produce este trabajo que hoy os dejo aquí, cerrando así el circulo que les ha unido desde hace más de treinta años.

Escuchar 1979 Now! es transportarse directamente a ese año, y dejarse llevar por una colección de canciones enorme. Nada sobra en esta media hora de música, ni siquiera la intro, con la que la abre, y la outro, con la que lo cierra. Godard está sembrado, y la mano de Collins le viene como anillo al dedo. No hay una sola canción que me resulte mala en todo el disco, y casi todas podrían ser un single perfecto de aquel año. Eso sí, si tengo que elegir una para representar al disco, esa es Caught In Midstream, que es una auténtica delicia. Aunque también apuntan muy alto con You Made Me, un pedazo de medio tiempo, vibrante y emocionante.

Si os gusta el Northern Soul, vais a disfrutar como unos enanos con este disco. Yo voy a ver si encuentro una copia en vinilo, que la portada también es muy chula.

8,1

David Bowie – Nothing Has Changed (The Best Of David Bowie) [Deluxe Edition]

DavidBowie_NothingHasChanged_1_081014

Changesonebowie, The Best Of Bowie, Golden Years, Sound + Vision, Changesbowie, The Singles Collection, Best Of Bowie…El señor Bowie colecciona recopilaciones como si fueran cromos y, aunque seguro que mucha de la culpa la tiene su discográfica, no creo que sea muy bueno para el artista vender lo mismo tantas veces. Además, si lo que quieren es captar a nuevos seguidores, es absurdo, ya que en la serie media de cualquier gran almacén puedes encontrar varias de estas recopilaciones a precios muy bajos.

Nothing Has Changed pretende ser una retrospectiva fiel del medio siglo de vida musical de Bowie, algo que es realmente difícil. Pero esta vez, Bowie, que ha elegido el mismo el repertorio, ha dado en el clavo. Por lo menos en la edición en triple CD, que es la que tiene más chicha. En esta recopilación, que va en orden cronológico a la inversa, es decir, que empieza por el final de su carrera, Bowie hace mucho más que recopilar sus canciones más famosas, y en el primer CD encontramos cosas muy jugosas. Ya no solo el nuevo single que ha sacado para promocionar la recopilación, esa Sue (Our In Season Of Crime) tan jazzy, que ha dejado a todo el mundo un poco del revés, también hay canciones de sus últimos trabajos que no aparecen en sus recopilaciones previas. Ahí está Everyone Says Hi, que pertenecía al Heathen, pero no fue ni single ni nada, o Seven, que era de lo poco salvable de Hours, y aquí ha incluido el remix de Marius De Vries, que mejoraba la canción una barbaridad. Por no hablar de que también nos encontramos un par temas que hizo para la  banda sonora del Buddha of Suburbia, o las primeras grabaciones de su carrera, cuando componía sus canciones bajo el nombre de Davie Jones With The King Bees.

Otro de los alicientes de la recopilación, es la inclusión de algunos temas inéditos que no han salido oficialmente hasta ahora. Es el caso de You Turn To Drive, que solo se publicó a través de iTunes, y el de una versión de Let Me Sleep Beside You, que estaba incluida en Toy, el álbum fantasma que, extrañamente,  nunca se editó. Aparte de esto, luego también están los típicos remixes, como el de Love Is Lost que le hizo James Murphy, que, afortunadamente, aparece en la versión radio-edit, o el de Time Will Crawl de MM, que, muy acertadamente, le quita el toque ochentero de la original, y hace una versión más sucia.

Por supuesto, también están todos los hits, y no falta ni una de las canciones que han hecho de él uno de los artistas más grandes de la historia. Además, es una buena forma de comprobar como siempre ha intentado hacer algo diferente, y, aunque algunas veces no le saliera bien (las que menos), le honra el hecho de que nunca haya querido estancarse. Gracias a esto, se ha convertido en el artista más influyente de todos los tiempos, y no lo digo yo, lo dicen las decenas de encuestas que han hecho los medios de todo el mundo.

9