The Flaming Lips – Oczy Mlody

the-flaming-lips-oczy-mlody-1440x1440

La carrera de The Flaming Lips resulta de lo más curiosa y contradictoria. Mientras que en sus directos siguen haciendo lo mismo de siempre, con su confeti, su bola gigante y, en definitiva, su locura de espectáculo, en sus discos no paran de ir de un lado para otro. Gracias a esto, algunos de sus seguidores se han bajado del barco, hartos de comprobar que jamás van a volver a sus discos de finales de los noventa y principio de la década pasada. Y mucho menos a las guitarras ruidosas de sus primeros trabajos. Por supuesto, en “Oczy Mlody” siguen sin recuperar ninguno de esos dos caminos, pero sí es cierto que puede resultar un tanto más accesible que “Embryonic” y “The Terror”. O por lo menos un poco más agradable de escuchar.

Oczy Mlody” llega tras unos años de vértigo, en los que la banda de Oklahoma no ha parado. Han estado muy presentes en la transformación de Miley Cyrus, con la que han hecho varios proyectos. Además, no han dejado de lado su afición por los discos de versiones, haciendo al completo el “Sgt. Pepper’s”, o encargándose del disco tributo a Stone Roses. Quizá, por eso, se han relajado tanto, y nos han dejado un pasaje sonoro tranquilo, casi ambiental, de una hora de duración.

Es difícil diseccionar este trabajo en canciones, ya que funciona como un conjunto de cortes que es mejor no dividir. Pero sí es fácil quedarse con pequeños fragmentos de algunas canciones. Además, esos seguidores que añoran el pasado, pueden estar contentos, porque tanto en ‘How??’, como en ‘Sunrise (Eyes of the Young)’ hay mucho del toque melódico y preciosista que les hizo crear canciones tan inmortales como ‘Do You Realize??’ y ‘Yoshimi Battles The Pink Robots’. Y si ya nos vamos a ‘The Castle’, nos encontramos con su canción más accesible en más de una década. Algo que también ocurre en buena parte de ‘One Night While Hunting For Faeries and Witches and Wizards To Kill’, donde se ponen más electrónicos que nunca.

Otra de las características principales del nuevo álbum de la banda de Wayne Coyne, es la calma con la que desarrollan las canciones, alargando los momentos instrumentales todo el tiempo que les da la gana. Lo bueno es que, en varios de esos momentos, les funciona, y canciones como la que da título al álbum, o ‘Da Glowy’ y ‘Almost Home (Blisko Domu)’ resultan de lo más interesantes.

No estamos ante un nuevo “The Soft Bulletin” o un nuevo “Yoshimi Battles The Pink Robots”, pero sí que estamos ante el disco que puede devolver a la ilusión a los seguidores de esas dos obras maestras.

7,1

Flo Morrissey & Matthew E. White – Gentlewoman, Ruby Man

gentlewoman

No soy muy aficionado a los discos de versiones, pero, de vez en cuando, sale alguno que me resulta interesante. Ya sea porque el artista, o los artistas, me gustan especialmente, o porque la selección de canciones es curiosa y ecléctica. Esto es justo lo que ocurre con “Gentlewoman, Ruby Man”, el álbum conjunto que acaban de editar la británica Flo Morrissey y el norteamericano Matthew E. White. En él, llevan a su terreno artistas tan dispares como Frank Ocean, The Velvet Underground o Leonard Cohen. Incluso se atreven con el tema principal de la película Grease.

La historia de cómo llegaron a conocerse y acabaron haciendo este trabajo, es de lo más curiosa. Y es que, fue el propio White quien, tras ver que no paraban de comparar la música de Morrissey con la suya, se puso en contacto con ella. A partir de ahí todo fue rodado. Algún concierto conjunto, alguna que otra versión aislada, y al final este álbum. Su unión ha sido todo un acierto, y la fusión de sus voces y su música funciona a la perfección. Otra cosa es el trato que le han dado a dos o tres de las versiones, que no terminan de cuajar – la de James Blake resulta un tanto aburrida- . Aunque la mayoría sí lo hacen.

En los discos de versiones, suele ser habitual que, la canción que menos tiene que ver con los intérpretes, sea la que más acabe gustando. Aquí se lleva la palma ‘Thinking About You’, el mayor hit de Frank Ocean, el cual convierten en un cálido tema de soul-rock delicioso. Aunque se le queda muy cerca su sensual reinterpretación del tema principal de Grease. Sí esa que compuso Barry Gibb y cantó Frankie Valli. Y la tercera en el pódium es el ‘Sunday Morning’ de la Velvet, que pasa de ser una dulce nana, a un enérgico tema de rock sixties y cercano al Wall of Sound de Phil Spector.

Como era de esperar, cuando llevan a su terreno temas más cercanos a lo que suelen hacer habitualmente, aciertan de pleno. Es el caso de ‘Look At What The Light Did Now’, de los norteamericanos Little Wings, o de ‘Everybody Loves The Sunshine’, del músico de jazz y soul Roy Ayers. Incluso les ha quedado bien la versión, tan oscura, que han hecho del ‘Suzanne’ de Leonard Cohen.

Gentlewoman, Ruby Man” es algo más que una mera anécdota y un capricho de dos artistas. Funciona como álbum propio, aunque las canciones sean de otros.

7,5

The xx – I See You

the-xx-i-see-you

No cabe duda de que I See You es uno de los trabajos más esperados de este recién estrenado 2017. El tercer trabajo de The xx es el álbum del cambio, algo que prácticamente todo el mundo les exige después del aclamado debut en solitario de Jamie xx, que, dicho sea de paso, ha sido el culpable de que éste se haya retrasado. Y ellos no han hecho otra cosa que dar a sus seguidores lo que piden. Los más quisquillosos, les acusan de haber tirado demasiado de Jamie, como si este no se hubiera encargado de la música desde el primer minuto de su carrera. Además, si tienes algo que funciona, para qué vas a cambiarlo. ¿Acaso no es Loud Places una de las mejores canciones de los últimos años? Pues eso. Además, no estamos ante un nuevo trabajo de Jamie xx junto a sus compañeros, siguen teniendo su identidad. Solo que ahora bailan un poco un más. Aunque no en todo el disco.

I See You es un álbum sobresaliente, lleno de grandes canciones, y más luminoso que sus dos primeros trabajos. Hay que tener en cuenta que se han convertido en un grupo que encabeza carteles de festivales, y que tiene millones de escuchas en las plataformas de streaming. Así que han decido tirar de hits. Y vaya hits, porque tanto la ya conocida, y maravillosa, On Hold, como esa preciosidad llamada I Dare You, son de lo mejor de su carrera. Además de un par de canciones que pueden sonar perfectamente en cualquier radio fórmula. Al igual que esa misteriosa y vibrante Say Something Loving, que muy acertadamente han elegido como segundo single.

¿Qué pasa con la pista de baile? Pues básicamente que solo hay un tema propiamente dance. Se trata de Dangerous, el corte que abre el álbum, en el que sí parece que estamos ante un single de Jamie xx. Pero esto da igual, la canción es un pepino, en el que, además del ritmo machacón, meten un sampler de trompetas realmente genial. Esto, unido a las voces de Romy y Oliver, nos deja con todo un trallazo con el que asaltar la pista de baile más cercana.

Si eres de los que prefiere los primeros The xx, también estas de suerte. Y es que, su fórmula, esa en la que se ponen misteriosos, y resaltan las guitarras limpias y claras, también tiene cabida en este trabajo. Eso sí, le han metido nuevos elementos que la hacen más apetecible. Ahí está el toque soul, con palmas incluidas, de la sensual Lips, o los emocionantes teclados que entran al final de A Violent Noise. Incluso en Replica y Brave For You, que son lo más parecido a su pasado, encontramos algún ingrediente nuevo que da otro punto a su sonido.

The xx han evolucionado, y lo han hecho con cabeza y mucho talento, acercándose a sonidos nuevos para ellos, pero sin perder su carisma e identidad. Un logro al alcance de muy pocos.

8,9

Foxygen – Hang

foxygenhangjag301

Nos separamos, nos reunimos, nos volvemos a separar, nos volvemos a reunir…Foxygen son la inconsistencia hecha banda, pero, la verdad, es que se les termina cogiendo cariño. Su locura, y su afán por llevar a su inclasificable forma de ver la música, el rock y el pop de los sesenta y setenta, hacen de ellos una banda realmente interesante.

A lo largo de los últimos años, han demostrado que son capaces de hacer buenas melodías, y adentrarse en el mundo del pop sacando algún que otro hit perdurable. Ahí está esa San Francisco que les dio la fama. Lo malo es que también han demostrado que son muy buenos saboteando su carrera, y, como otras tantas bandas, han renegado de su hit y se han dedicado a otras cosas.

Para sorpresa de sus fans, hace unos meses anunciaban un nuevo trabajo para este recién estrenado 2017, y lo apoyaban con un single llamado America, en el que su locura estaba más que presente. Afortunadamente, como segundo adelanto, nos dejaban Follow the Leader, todo un homenaje al soul blanco de los setenta, con la que recuperaban sus mejores momentos. Ahora, que he escuchado este Hang al completo, puedo decir que, tanto la una como la otra, tienen su razón de ser dentro del conjunto del álbum.

El quinto disco del dúo de californiano es la fusión perfecta de su locura y su estupidez, con sus momentos más pop. Es más, parte de su encanto reside en lo exagerado que es. Solo hay que escuchar Avalon, un corte en el que hay influencias evidentes del soul, de ABBA, o de las bandas sonoras de los comedias de los cincuenta y de los sesenta. Y aunque, en un principio, puede parecer un auténtico descontrol, lo tienen más que estudiado. Al igual que ese homenaje al Bowie de los setenta en Mrs. Adams, o el tono épico, muy de musical, de la ya mencionada America.

Si hay una canción que sobresale en este Hang, esa es On Lankershim, donde juegan a ser una banda de pop de los setenta. No solo es el corte menos loco de todo el disco, también es el que tiene el estribillo más redondo. Aunque tanto Upon a Hill y Trauma, donde es más que evidente que el Elvis de Las Vegas ha sido una influencia clara, también están entre lo mejor del álbum.

No voy a negar que es un trabajo excesivo, y que puede llegar a resultar un poco cansino, pero creo que es una vuelta más que decente, y eso ya es algo.

7,4

Alex Cameron – Jumping the Shark

f9d77b2ef3b41b64130695e8e5a9ca37-900x900x1

Si hay algo que me gusta de todo este rollo de la listas de fin de año, es encontrarme con discos interesantes que se me han pasado de largo. Uno de ellos es el de Alex Cameron, al que he empezado a escuchar gracias a estas listas, y a su confirmación para la próxima edición del Primavera Sound.

Jumping the Shark es el álbum de debut de este australiano que tanto le debe a su compatriota Nick Cave. Sobre todo en su voz profunda y densa, casi de barítono, ya que musicalmente está más cerca de Alan Vega y sus Suicide. Y es que, lo de fusionar electrónica, oscuridad y esa voz, sienta muy bien. Es algo que ya vimos en los discos de Jack Ladder, otro australiano que, lamentablemente, no ha tenido mucho éxito.

En estas ocho canciones, Cameron se acerca al sonido oscuro de post-punk y la no-wave de los ochenta, como bien demuestra en Gone South o en She’s Mine, pero no se queda ahí. Lo bueno es que cuenta con una faceta un poco más pop, y más luminosa, con la que llega a niveles muy altos. Es el caso de la melancólica Happy Ending, con la que abre el disco acercándose al synth-pop más primitivo, o de Real Bad Lookin’, en la que no tiene ningún problema en dar protagonismo a unos teclados absolutamente ochenteros. Eso sí, luego ensucia la canción con una guitarra un tanto guarra. Pero es en The Comeback donde demuestra su faceta más melódica, y lo hace acercándose a Bruce Springsteen. Sobre todo en su tono de voz, que suena más esperanzadora y menos oscura.

“I starded a new life on the internet”. Así empieza The Internet, uno de los temas de la parte final del álbum, donde nos encontramos con otro Cameron. Aquí se pone un poco más minimalista, y nos deja una especie de oda (sarcástica) a la vida moderna para la que solo necesita un teclado y su voz. Algo parecido a lo que nos propone en Take Care of Business, el corte con el que cierra el álbum a lo grande. Y digo a lo grande porque, en su parte final, se pone épico, y nos deja dos de los minutos más geniales de los últimos meses.

Sin duda alguna, el debut de Alex Cameron, ha sido una de las sorpresas más agradables que me he encontrado en este final de año. Si lo llego a descubrir antes hubiera aparecido en alguno de los repasos a lo mejor del año que he puesto en estos últimos días.

7,9

25 discos de 2016

25-discos

Ya comenté hace unos días, cuando puse la lista de las canciones de 2016, que este año había sido bastante pobre. Algo en lo que me reafirmo ahora, tras hacer el repaso a los 25 discos de los últimos doce meses. Evidentemente, hay trabajos que pasarán a la historia, pero también otros de los que no creo que nos acordemos en unos años. Aun así, aquí os dejo los 25 discos que más me han gustado. Por cierto, como dato curioso, los dos primeros no llegué a ponerlos en el blog, pero sí hice las críticas para otra web, y por eso ahora las recupero aquí.

katygretaalbumcover-640x643-597x600

  1. Katy Goodman & Greta Morgan – Take It, It’s Yours

Take It, It’s Yours no deja de ser un disco de versiones, pero, gracias a su coherencia y su personalidad, se disfruta igual que si fuera un disco con canciones originales de Katy Goodman y Greta Morgan.

chairlift

  1. Chairlift – Moth

El dúo, formado por Caroline Polachek y Patrick Wimberly, vuelve con un álbum en el que siguen practicando el pop a su manera. Y es que, se supone que con este trabajo iban a dejar las rarezas de lado, pero su música sigue teniendo ese punto extraño que, la verdad, es lo que les hace mucho más interesantes. Ya tenemos un millón de grupos de pop electrónico insulsos y repetitivos.

eliot-sumner-information-2016

  1. Eliot Sumner – Information

Algunos pensarán que Eliot Sumner lo ha tenido fácil por ser quien es, pero el poco caso que se está haciendo a su debut en solitario, demuestra que no. La hija de Sting lleva años en esto del mundo de la música, y con I Blame Coco, su antigua banda, tocó en festivales tan importantes como el FIB o Glastonbury. Esto debería valer para que se le prestará un poco más de atención a sus nuevas canciones, pero no, el disco salió hace una semana, y cuesta encontrar una crítica en los medios centrados en el tipo de música que practica la chica. Es una pena, porque le ha quedado un trabajo bien majo, y con varios singles que lo podrían petar fácilmente.

espanto

  1. Espanto – Fruta y verdura

No hay forma humana de meter a Espanto dentro de un estilo concreto. Hasta ahora, el dúo de Logroño se ha dejado llevar por el glam, el synth-pop, el pop costumbrista, o el africanismo, dejando claro que no hay un sonido que se les resista. Todo esto, y algo más, lo encontramos en Fruta y verdura, su nuevo disco, y el más completo.

portada-nuevas-degeneraciones

  1. Escuelas Pías – Nuevas degeneraciones

Cajas de ritmos, guitarras eléctricas que nos recuerdan a New Order, y melodías ensoñadoras. Esa podría ser la definición que mejor se adapta a su música, y a una canción como Maldad en la residencia, que abre el disco de la forma más cálida posible. Pero también saben sonar más fríos, y lo demuestran muy bien en Temporal, que cuenta con unas bases secas y cortantes, que desembocan en un estribillo absolutamente brillante. Al igual que también saben hacernos bailar en ese pedazo de hit llamado Devil D, en la más oscura Zoo, y en La ciencia del iluso, que es todo un trallazo synth-pop. Y para los que quieren guitarras un poco más shoegaze, cuentan con la delicada Otoño en la revolución. Hay que seguirles la pista muy de cerca.

a2298755761_10

  1. Terry Malts – Lost At The Party

Sin duda alguna, Terry Malts han sacado su trabajo más completo, en el que no tienen miedo a tirar hacia otros estilos, y en el que casi todas las canciones son redondas.

ablebody

  1. Ablebody – Adult Contemporaries

La verdad es que, gracias a que no han tirado hacia el típico sonido indie-pop, Ablebody se han sacado de la manga uno de los discos más interesantes de este otoño.

Britta-Phillips-coverart-640x640

  1. Britta Phillips – Luck or Magic

Cinco versiones y cinco canciones nuevas: eso es lo que nos ofrece Britta Phillips en su primer trabajo en solitario. La de Michigan, más conocida por formar parte de Dean & Britta y Luna, planeó este trabajo hace unos cuantos años, junto al productor de música electrónica Scott Hardkiss, pero lo aparcó en 2013, tras la repentina muerte de éste último. Ahora, junto a Eric Broucek, productor de LCD Soundsystem y The Juan Maclean, y con la ayuda del batería Roger Brogan (Spectrum) y de su famoso marido, ha recuperado estas canciones y les ha dado un nuevo enfoque.

how-to-dress-well-care-640x640

  1. How to Dress Well – Care

Supongo que, con este trabajo, Tom Krell está buscando un público más amplio que le saque del circuito indie. Hace bien, ya que ha logrado dar con uno de esos discos que pueden estar presente tanto en las listas de ventas, como en las listas de los críticos.

Oscar_-_Cut_and_Paste

  1. Oscar – Cut and Paste

No cabe duda alguna, Cut And Paste, es uno de los debuts más interesantes del año. Además de ser uno de los discos más entretenidos que he escuchado en los últimos meses.

el-ultimo-vecino

  1. El Último Vecino – Voces

No se puede negar que Voces es un disco continuista, algo que, por otra parte, es normal, ya que tan solo es su segundo álbum. Además, si las cosas se hacen bien, no hay necesidad de cambiarlas. Lo malo sería si se empezara a repetir sin gracia, lo que es el caso de este trabajo. Eso sí, lo que no le perdono es tanto fade-out. Ya sé que lo suyo son los ochenta, y que en aquella época era lo más normal lo de acabar una canción bajando el sonido sin piedad, pero yo no los soporto. Una manía como cualquier otra.

angel-olsen-my-woman

  1. Angel Olsen – My Woman

Angel Olsen puede estar contenta, ya que si en su anterior trabajo se confirmaba como una de las grandes revitalizadoras del indie-rock femenino de los noventa, en este lo hace como una de las grandes artistas de nuestros días.

flowers

  1. Flowers – Everybody’s Dying to Meet You

Con Everybody’s Dying to Meet YouFlowers demuestran que se han convertido en una de las mejores bandas del indie-pop actual. Aunque algunos todavía quieran enterarse.

pj-harvey

  1. PJ Harvey – The Hope Six Demolition Project

Sí, no es Let England Shake, ni siquiera es su segunda parte, como he leído por ahí, pero es un disco estupendo; un puente hacia otro camino, que supongo que es el que tomará en su siguiente trabajo.

THE GOON SAX

  1. The Goon Sax – Up To Anything

The Goon Sax tienen la frescura suficiente para ganarte con la primera escucha. Lo hacen con canciones como Sometimes Accidentally, Telephone o Boyfriend, que son tres hits como la copa de un pino. Pero también demuestran que saben hacer cortes más delicados y menos evidentes. Es el caso de la deliciosa Target, de la melosa Home Haircuts, o de Sweaty Hands, donde no pueden negar la influencia de The Go-Betweens. Además, también saben lo que es tirar del indie-pop británico en Maggie, que es toda una joya cercana a The Pastels.

Parquet-Courts-Human-Performance-640x640

  1. Parquet Courts – Human Performance

Con Human PerformanceParquet Courts se presentan como una banda capaz de hacer discos redondos y mucho más regulares. Hasta ahora, en sus álbumes, metían todo lo que pillaban por banda, y en ellos eran capaces de lo mejor, pero también de lo peor.

lost_tapes_lets_get_lost-portada

  1. Lost Tapes – Let’s Get Lost

Pocas pegas, por no decir ninguna, se le pueden poner a este trabajo, ya que, incluso cuando están menos acertados, que es en los dos temas finales, siguen sonando bastante bien. A ver si lo petan ya de una vez, que se lo merecen.

minor victories

  1. Minor Victories – Minor Victories

Poco que objetar en el de Minor Victories, ya que, incluso Out to Sea, que sería la canción más sosa del disco, es notable. Quizá algunos dirán que no sorprende demasiado, que es exactamente lo que se esperaba de la unión de estas bandas, pero eso a mí no me parece nada malo, sino todo lo contrario.

blood orange

  1. Blood Orange – Freetown Sound

Freetown Sound es uno de esos discos que están medidos al dedillo, en el que cada sampler, cada instrumento, o cada voz, tienen su razón de ser. En él se puede apreciar que Hynes se ha pegado un curro enorme, y que ese trabajo ha dado sus frutos, porque le ha salido una de esas obras que marcan una carrera.

cveec-3_portada-600x600

  1. Cómo Vivir en el Campo – CVEEC 3

“Y ahora vuelas alto, y ahora vuelas alto, tú, ya nada te viene grande”. Llevo tarareando este estribillo sin parar desde hace unas semanas, y no me canso de él. Pertenece a Cricket o croquet, el primer single del nuevo álbum de Cómo Vivir en el Campo, que, con el permiso de Triángulo de Amor Bizarro, va camino de convertirse en mi disco nacional del año.

runningout

  1. The Radio Dept. – Running Out of Love

Han tardado seis años en volver, pero The Radio Dept. no han perdido ni un ápice de su talento, y se han sacado de la manga un cuarto trabajo en el que apenas hay fisuras.

ANOHNI - Hopelessness

  1. ANOHNI – HOPELESSNESS

HOPELESSNESS es una de esas obras que solo se dan cada cierto tiempo, en la que tres artistas en estado de gracia, construyen un trabajo que suena a clásico de la música desde la primera escucha.

Erika_12JKT EPS_r3

  1. Mitski – Puberty 2

Lo mío con Mitski ha sido un flechazo absoluto. Solo he necesitado un visionado del clip de su Happy, para hacerme todo un seguidor de su música. Y es que, esta japonesa residente en Nueva York, tiene todas las papeletas para convertirse en una de las sensaciones del año. Su cuarto trabajo está cosechando unas críticas estupendas en muchos de los medios más punteros del mundo, y solo hace falta hacer un pequeño repaso al resto de su discografía para ver que la chica tiene un talento enorme.

triangulo

  1. Triángulo de Amor Bizarro – Salve Discordia

Por más que lo he intentado, no he encontrado fallos en Salve Discordia, ni siquiera en su tema final, donde están más escurridizos y oscuros que nunca. Lo dicho, el mejor trabajo de su carrera. (Indienauta.com)

bowie

  1. David Bowie – Blackstar

No, no es nada fácil hacer una crítica de un disco de un artista que acaba de morir. Más si hablamos de un artista único e irrepetible como David Bowie. Pero bueno, la casualidad (o no) ha querido que la muerte del británico casi coincida con la publicación de su último trabajo. Por eso mismo ahora es imposible dejar de ver dobles lecturas en las siete canciones que lo conforman, y tener la sensación de que este trabajo es una despedida calculada del que fuera uno de los artistas más importantes e influyentes (¿el que más?) de las últimas cinco décadas.

Centrándonos en lo meramente artístico, nos encontramos con que “Blackstar” es un trabajo rico y lleno de matices, pero a la vez también es un tanto extraño y sombrío. Y, desde luego, poco tiene que ver con “The Next Day”, su resurrección de 2013. Aquí nos topamos con el otro Bowie, el que tenía (que pena hablar en pasado de él) ganas de experimentar, hacer cosas nuevas, y no quedarse estancado. Es un álbum ecléctico, en el que la sombra del free-jazz planea durante todo el disco. Pero no se queda ahí, la electrónica más minimalista, o el rock áspero también tienen su protagonismo. Como prueba está el tema que le da título al álbum, diez minutos en los que pasa absolutamente de todo, y donde todo encaja. Una canción que de la que se podría decir que está divida en dos partes; una rara, extraña y un tanto escurridiza, en la que la electrónica se fusiona con el jazz, y otra resplandeciente, en la que aparece el Bowie más amable y luminoso. Toda una lección de genialidad.

Bowie tenía claro hacia donde quería llevar estas canciones, y dejar que la influencia del jazz se apoderara de ellas. Para ello contrató a una banda que ha dado una vida diferente a su música. Los dos mejores ejemplos son ‘Tis Pity She Was a Whore’ y ‘Sue (Or In A Season Crime)’, las dos canciones del álbum que ya habían sido editadas, y que aquí suenan completamente diferentes. La primera la volvió a grabar con la banda al completo – la versión original la hizo él en su casa -, dando fuerza a las baterías, metiendo un saxo y una trompeta, que parece que van a lo suyo, pero en realidad todo está perfectamente medido. Y es que, la melancolía que rezuma la voz de Bowie, contrasta con la locura jazzística, dando así una nueva visión a un tema que no estaba suficientemente aprovechado. En la segunda es el rock el que toma la voz cantante, en una carrera entre unas guitarras crudas y secas, y unos ritmos jazz de lo más acelerados. Quizá sea peor que la versión original, pero está encaja mejor dentro del contexto del disco. Sólo hay que escuchar ‘Girls Loves Me’, el tema que viene a continuación, en el que también hay una buena dosis de crudeza, y ninguna concesión al pop.

Si hay dos temas que dan pistas de lo que, tristemente, iba a suceder dos días después de la publicación de este disco, esas son ‘Lazarus’ y ‘Dollar Days’. En las dos baladas del álbum hay continuas referencias a la muerte, y ahora mismo resulta sobrecogedor escuchar ese “I’m trying to, I’m dying to” al final de ‘Dollar Days’. Aun así, aunque ahora resulte duro ponerse con ellas, son dos de las gemas del disco, y dos de las mejores canciones de su discografía de los últimos años. Al igual que la melancolía sedosa y electrónica de ‘I Can’t Give Everything’, donde parece que quería dejar claro que había perdido la batalla con la que llevaba luchando casi dos años.

El Duque Blanco se ha ido para, pero ha tenido el detalle de dejarnos un regalo, y no uno cualquiera, sino su última obra maestra. Descansa en paz, genio. (Indienauta.com)

85 canciones de 2016

collage

Todos los años me propongo no entrar en el dichoso juego de las listas, pero no lo consigo. Aunque también es cierto que yo no juego a eso de lo mejor y lo peor, simplemente dejo por aquí lo que más me ha gustado del año. Por eso mismo no encontrareis a Beyoncé, Rihanna o Kanye West, básicamente porque no me gustan.

Este año ha sido de lo más irregular, y me ha costado una barbaridad encontrar un puñado de canciones que realmente merecieran la pena, por eso en lugar de haber 100 como otros años, hay 85. Como siempre, está ordenada como una recopilación normal, y aquí no hay una mejor o peor, simplemente 85 canciones de los últimos doce meses que me han gustado.

  1. Savages – The Answer
  2. Angel Olsen – Shut Up Kiss Me
  3. Mitski – Happy
  4. PJ Harvey – The Community of Hope
  5. Flowers – Ego Loss
  6. Japanese Breakfast – Everybody Wants to Love You
  7. Triángulo de Amor Bizarro – Baila Sumeria
  8. DIIV – Under the Sun
  9. Wild Nothing – Japanese Alice
  10. Oscar – Sometimes
  11. Lost Tapes – She’s Over Guitars
  12. Terry Malts – Gentle Eyes
  13. Las Ruinas – Vueltas
  14. Cómo Vivir en el Campo – Cricket o Croquet
  15. Car Seat Headrest – Fill in the Black
  16. Band of Horses – In A Drawer
  17. Cloud Nothings – Modern Act
  18. Dinosaur Jr. – Tiny
  19. Grandaddy – Way We Won’t
  20. Minor Victories – Scattered Ashes (Song for Richard)
  21. Moonface with Siinai – Risto’s Riff
  22. Preoccupations – Memory
  23. Cold Cave – The Idea of Love
  24. Merchandise – Lonesome Sound
  25. The KVB – White Walls
  26. Murciano Total – El Extraño Viaje
  27. El Último Vecino – Antes de Conocerme
  28. Seth Bogart – Forgotten Fantazy
  29. Primal Scream – Autumn in Paradise
  30. Junior Boys – Over It
  31. Escuelas Pías – Devil D
  32. Lust For Youth – Stardom
  33. Kristin Kontrol – (Don’t) Wannabe
  34. Eliot Sumner – What Good Could Ever Come of This
  35. The Radio Dept. – This Thing Was Bound To Happen
  36. The Mary Onettes – Juna
  37. Patience – The Church
  38. Roosevelt – Fever
  39. Ice Choir – Windsurf
  40. Sondre Lerche – I’m Always Watching You
  41. Pet Shop Boys – The Pop Kids
  42. Las Bistecs – Señoras Bien
  43. The xx – On Hold
  44. Delorean – Epic
  45. Presumido – Necrotú y yo
  46. Caliza – Break Free
  47. The Beat Escape – Seeing Is Forgetting
  48. The Gift feat. Brian Eno – Love Without Violins
  49. Gruff Rhys – I Love EU
  50. ANOHNI – Drone Bomb Me
  51. Radiohead – Burn the Witch
  52. David Bowie – I Can’t Give Everything Away
  53. Jenny Hval – Conceptual Romance
  54. Andy Shauf – The Magician
  55. BadBadNotGood – In Your Eyes
  56. Cigarettes After Sex – K
  57. Hamilton Leithauser + Rostam – A 1000 Times
  58. Okkervil River – The Industry
  59. The Hidden Cameras – Day I Left Home
  60. The Goon Sax – Telephone
  61. Parquet Courts – Berlin Got Blurry
  62. Kevin Morby – Dorothy
  63. Ultimate Painting – Monday Morning, Somewhere Central
  64. TOY – I’m Still Believing
  65. Teenage Fanclub – I’m In Love
  66. Happyness – Falling Down
  67. Cavern of Anti-Matter feat. Bradford Cox – Liquid Gate
  68. Cullen Omori – Cinnamon
  69. Jay Arner – Personal Line
  70. Ablebody – Gaucho
  71. Frankie Cosmos – Sinister
  72. Nice as Fuck – Guns
  73. Rusos Blancos – Una Excusa Diferente
  74. Molly Burch – Try
  75. Espanto – Mal Salvaje
  76. Liv – Wings of Love
  77. Spirit Club – Your Eyes Tell Lies
  78. Blood Orange – Best to You
  79. Chairlift – Ch-Ching
  80. How To Dress Well – Salt Song
  81. Shura – What’s It Gonna Be
  82. Carly Rae Jepsen – Higher
  83. Metronomy – Miami Logic
  84. Frank Ocean – Pink + White
  85. Solange – Cranes in the Sky