Broken Bells – After The Disco

broken_bells_after_the_disco-portada

Tengo que reconocer que pasé bastante del primer trabajo de Broken Bells y, creo, que no lo escuché más de tres veces en su día. Por eso mismo no voy a comparar este After The Disco con su debut, ya que por razones lógicas, no puedo hacerlo. Solo puedo decir que este segundo trabajo me ha parecido muy interesante, y no solo por sus grandes canciones. James Mercer y Brian Burton se han currado un disco que roza el rollo conceptual (el título no está ahí por casualidad), y que es la banda sonora perfecta para escuchar tras una noche de fiesta. Esto no significa que sea un disco tranquilo, para nada, pero en el encuentras canciones que te sirven para relajarte, y otras más efusivas que te sirven para volver a ponerte en marcha.

Evidentemente, el disco entero tiene un tufillo importante a los setenta. Pero no solo se fijan en la música disco, también se marcan baladones al más puro estilo Yes, o todos los grupos con nombre de continente. Esto también tiene su punto, y no se les da nada mal cuando se van por ahí. Al igual que no se les da nada mal tirar hacia el pop bailable. Pero eso ya lo sabíamos por los adelantos que han ido haciendo del disco.

broken_bells_2013-500x332

Sin duda alguna, estos dos señores están más que curtidos en el mundo de la música, y saben cómo empezar un disco. Aquí lo hacen de maravilla con A Perfect World, un temazo de lo más directo que tiene un estribillo arrollador. Dura seis minutos, pero casi se hace corta. Además, para continuar nos dejan After The Disco, el fantástico single que ya conocíamos, y una de las canciones más interesantes de lo que llevamos de 2014 – una vez más, esto es sí que es una buena forma de construir algo interesante fijándose en un estilo tan manido como el disco (sí, ahora me estoy acordando de los pesados de los cascos)-. Me gusta bastante más que Holding On For Life, el primer single que nos enseñaron, y la canción en la que rinden un pequeño homenaje a los Bee Gees (ese falsete del estribillo les delata).

La primera balada la sueltan en el cuarto corte y, además, no se cortan un pelo a la hora de recuperar todos los clichés de aquella época. La canción está llena de coros épicos, dulces guitarras acústicas, y punteos eléctricos que sobresalen bien. Lo mejor es que les ha quedado bien, y de este tipo de temas, es la que mejor funciona. O por lo menos lo hace mejor que The Angel And The Fool. Pero vamos con lo bueno, con los cortes más pop…

No es raro que por aquí nos encontremos con una buena colección de canciones bien pegadizas. Por un lado tenemos al líder de The Shins, que sabe de sobra lo que es hacer un buen estribillo, y por el otro tenemos a Danger Mouse, que sabe cómo hacer que ese estribillo suene mejor. Por eso no nos extraña encontrarnos con Control (uno de los mejores estribillos del año), Medicine o No Matter What You’re Told, tres temas que unir al comienzo tan perfecto que se marcan al inicio del disco. Además, de los cortes más soul, que también hay algunos, y también funcionan de maravilla.

8

Escúchalo en el MondoSonoro

Recomendaciones en Streaming: Withered Hand – Horseshoe

la foto (1)

Withered Hand tiene nuevo sencillo, se llama Horseshoe, y al parecer es el adelanto oficial de New Gods, su esperado segundo trabajo. Yo pensaba que era la magnífica Black Tambourine, pero parece ser que no. Solo espero que esta no se quede en un single solitario entre disco y disco. Es demasiado buena para desperdiciarla así.

Horseshoe es un estupendo tema de pop tranquilo que nada que no tiene nada que ver con el alegre Black Tambourine. Según el propio Dan Wilson (líder de la banda), es una canción que “trata del amor, pero no es nada romántico ni sexual, es otra cosa”. Al igual que en el anterior single, por aquí también encontramos los coros Pam Berry, que al parecer colabora en gran parte del álbum. El disco sale el próximo 10 de febrero, y la verdad es que con tanta buena canción de por medio, uno ya le tiene ganas de hincar el diente.

Hospitality – Trouble

hospitality-trouble

Hospitality tuvieron una cierta repercusión con su álbum de debut, al cual yo no le terminé de pillar el punto. Aquel pop inocente no me llegó a entrar, y pasé totalmente de escucharlo más de un par de veces. Ahora vuelven con un segundo trabajo que es una pequeña locura. Han dejado de lado parte de ese rollo inocente, y han hecho un disco en el que hay indie-rock de lo más esquivo, ecos del pop oscuro de los ochenta, y, por supuesto, algo de ese pop que practicaban en su primer trabajo. La verdad es que la coherencia del disco es nula, y cada canción podía ser de un grupo diferente, pero han dado en el clavo con un buen número de estas canciones.

hospitality-tour

De buenas a primeras, lo primero que me ha venido a la cabeza cuando he escuchado este Trouble, han sido las primeras The Breeders. Tanto Nightingale, el tema que abre el disco, como I Miss Your Bones se mueven por ese indie-rock crudo y esquivo que practicaba la banda de Kim Deal en los años del Pod. Sobre todo la segunda, que es todo un trallazo. Eso sí, entre medias de estas dos se marcan una excelente canción pop llamada Going Out, en la que flirtean un poco con el funky (atención al vídeo protagonizado por Dean Wareham y Britta Phillips). Lo mejor es que salen airosos de este cambio de tercio tan radical. Y es que esto es una constante en todo el álbum, y lo vuelven a hacer en Inaguration, un delicado corte con tintes electrónicos, que es una delicia. Aunque sí es cierto que en este tramo del disco sí que siguen una pequeña pauta, ya que tras este tema nos dejan Rockets and Jets, donde se van a ese pop oscuro deudor de los ochenta. Pero tras ella, llega otro cambio de tercio.

Ya os he comentado que también hay ciertos toques de ese pop inocentón de su primer trabajo, y los meten todos en la segunda parte del álbum. Gracias a esto, el disco baja muchos enteros en su parte final, y con canciones como Sullivan y Call Me After, consiguen aburrir hasta al más pintando. Pero no todo es malo en esta segunda parte, de hecho, la mejor canción del disco se encuentra aquí. Estoy hablando de Last Words, en la que casi se van al synth-pop y nos dejan seis minutos y medio sublimes. Aunque se les vaya un poco de las manos al final. Además, también encontramos por aquí It’s Not Serious, un delicado corte pop con aires sixties (algo que también hacían las Breeders) por el que los pesados de She & Him matarían. Una lástima que en los dos temas que cierran el disco no consigan estar a este nivel.

7,4

Selección 2014 (1ª Parte)

seleccion2014_01

La primera recopilación del año siempre viene cargada de adelantos discográficos, y este 2014 no iba a ser menos. Por aquí están los nuevos temas de ceo (estoy esperando este disco como agua de mayo), Trust, EMA, Wild Beasts, Damon Albarn o Real Estate. Además del repaso a lo mejor de este mes de enero, que la verdad es que ha sido de lo más completo. Espero que os guste.

  1. Wonderland / ceo 6:27
  2. Rescue, Mister / Trust 4:32
  3. Empty Gun / Painted Palms 3:19
  4. Dripping Down / East India Youth 4:11
  5. Doom / The Hidden Cameras 4:17
  6. Everyday Robots / Damon Albarn 4:00
  7. Satellites / EMA 4:22
  8. Wanderlust / Wild Beasts 4:55
  9. Good Sex / Kevin Drew 3:09
  10. After The Disco / Broken Bells 3:39
  11. Landlocked / Fanfarlo 3:47
  12. Passing Out Pieces / Mac Demarco 2:47
  13. Talking Backwards / Real Estate 3:12
  14. Perfect Heartache / Delay Trees 3:36
  15. Opale / Alcest 4:56
  16. Blue Moon / Beck 4:02
  17. Shelter Song / Temples 3:11
  18. Too True to Be Good / Dum Dum Girls 3:04
  19. Haxel Princess / Cherry Glazerr 2:42
  20. Rockets and Jets / Hospitality 4:01
  21. Shouting Match / The New Mendicants 3:26
  22. Reach You on the Phone / Blank Realm 5:04

Dum Dum Girls – Too True

cover

Llevo más de un mes con este disco (con una copia a 192kbps), y casi se podría decir que es lo que más he escuchado en las últimas semanas. Ahora, por fin, se ha filtrado una copia más calidad, y lo puedo compartir aquí con vosotros.

La verdad es que tengo una pequeña obsesión con las Dum Dum Girls, y se podría decir que me ha gustado todo lo que han hecho hasta ahora. Eso sí, no me esperaba un disco tan bueno y redondo como este Too True. Las angelinas han dado en el clavo con su nueva fijación con los ochenta, y han sacado su mejor trabajo hasta la fecha.

Too True es más limpio que sus discos anteriores, y sacan las garras en muy pocos momentos. Se han preocupado más por hacer la canción de pop perfecta, y la jugada les ha salido redonda. Cojas la canción que cojas, te vas a encontrar con un estribillo y una melodía perfecta. Eso sí, es un pop oscuro que nos recuerda a los The Cure más amables o bandas como The Psychedelic Furs y The Church. Aunque también hay veces que se vuelven mucho más luminosas, y casi parecen The Go-Go’s.

dumdumgirls

Es curioso, pero se podría decir que la peor canción del disco es el single. Lost Boys And Girls Club es un tema que está bien, pero no está al nivel del resto del disco. Afortunadamente, como segundo single, han elegido Rimbaud Eyes, que si nos da una idea de lo que es el resto del disco. Y es que estamos ante una colección de hits aplastante; una de esas en las que casi todas las canciones podrían ser un single. Además, da igual que escojas un tema lento o un tema más movido, todas funcionan. Y es que el disco tiene un sonido de lo más compacto (el líder de The Ravenottes se ha curado una producción tremenda), y una unanimidad que hace que nada desentone. Como digo siempre, cuando te encuentras con un disco como este, lo único que puedes hacer es disfrutar, y elegir tus canciones favoritas. Yo tengo especial predilección por dos: Too True To Be Good y Little Minx. La primera porque es una canción de pop perfecta; no tiene fallos, y tiene un estribillo delicioso. La segunda porque es un trallazo en el que se aceleran un poco, y por esa guitarra potente que entre a mitad de canción. Me vuelve loco.

Es tan inspiradas, que incluso las canción más amables, esas que podrían sonar en una radio formula de los ochenta, triunfan. Temas como Are You Okay? o Under These Hands funcionan de maravilla, y si viviéramos en un mundo perfecto, serian todo un éxito masivo. Por no hablar de esa pedazo de balada con la que cierran el disco. Es una absoluta delicia. 

Desde luego, espero que lo peten con este trabajo, se lo merecen. Además, con él, dan paso adelante, y se alejan de aquella escena de girls-groups que salió hace unos años. Una escena que está más muerta que viva.

8,7

Temples – Sun Structures

temples

Temples son el último hype británico, el grupo que veremos en las cinco próximas ediciones del Festival de Benicassim (si aguanta, claro). Como todo buen hype que se precie, se han dicho muchas cosas de ellos, y casi todas son una exageración. Aunque si me tengo que quedar con alguna declaración, es con la de Noel Gallagher, que ha dicho que su aparición es más importante que una futura reunión de Oasis. Y mira, está en lo cierto, cualquier banda nueva mínimamente interesante, es mejor que la enésima vuelta de un grupo de los noventa. De todas formas, no me extrañan nada estas declaraciones del Gallagher, ya que estos chicos tiran de la psicodelia, pero su debut también tiene un cierto tufillo a Britpop. De hecho, lo primero que vino a la cabeza cuando les di la primera escucha, fue la colaboración de Noel con los Chemical Brothers, que a su vez recordaba mucho al Tomorrow Never Knows de los Beatles.

temples-360x240

El nombre que siempre sale a relucir cuando hablan de ellos, es el de Tame Impala. Y es que esas dosis de psicodelia recuerdan mucho a la banda australiana. Eso sí, estos chicos se preocupan más de los estribillos, y suenan más limpios. Esto hace que de buenas primeras, el disco entre de maravilla, aunque el pero viene cuando le das unas cuantas escuchas más. Y es que es un disco engañoso, que suena de maravilla (la producción es excelente), pero también resulta tremendamente cargante. Sobre todo en la segunda parte, que están mucho menos inspirados. Digamos que van repitiendo los mismos tics durante todo el disco, y al final uno acaba saturado de esos paisajes psicodélicos.

Centrándonos en lo bueno, tenemos que hablar de la espectacular Shelter Song (esta es la que me recordaba al famoso tema de los escarabajos), que gracias a un estribillo muy chulo, y una melodía potente, evita el empacho de psicodelia. Esta fórmula la repiten a lo largo de todo el álbum, aunque con diferentes resultados. Por ejemplo: aciertan en The Golden Throne y Colours To Life, pero aburren mucho en Move With The Season y en A Question Isn’t Answered. Luego están los temas que te dan un respiro, y en los que la psicodelia no es la protagonista. Ahí podríamos meter a la canción que da título al álbum, en la que se van al rock progresivo, o Mesmerise, que, aunque sí tira de la psicodelia, tiene un punteo con cierto toque de folk irlandés, que se come al resto de la canción. De hecho, tiene un pequeño tufillo al Maggie May de Rod Stewart.

Un disco muy irregular, con algunos temas muy chulos, y una producción excelente. Ese podría ser el resumen.

6,8

Recomendaciones en Streaming: EMA – Satellites

EMA

Llevo unas cuantas semanas dándole al nuevo tema de EMA, este Satellites que me tiene loco. De hecho, lo tenía que haber puesto antes en esta sección, pero no me ha dado tiempo con tanto disco nuevo. Mejor, así aprovecho y lo pongo ahora, que la chica acaba de estrenar el vídeo de la canción.

Al igual que me pasó con su primer disco, este Satellites me ha costado un poco al principio, ya que esta chica de Dakota del Sur no le gusta poner las cosas fáciles. Pero en el fondo sabe cómo hacer un corte lleno de intensidad, y que no te quites la canción de la cabeza en varios meses. Esto tiene mucho mérito, ya que no es nada fácil fusionar la experimentación con la comercialidad, pero ella lo hacer de maravilla. Además, molan el vídeo y la temática de la canción, que está centrada en esta era de la información en la que vivimos. Eso sí, habrá que esperar hasta abril para tener el disco al completo.