Selección 2014 (3ª Parte)

selección 2014-3

A pesar de que este mes de marzo ha sido espectacular y han salido una gran cantidad de discos interesantes, no quería que la recopilación se llenara de canciones de esos discos. He buscado unas cuantas novedades y adelantos de los trabajos que están por venir, y creo que me ha quedado una selección muy decente.  Y es que las nuevas canciones de Christopher Owens, Gruff Rhys o Chrissie Hynde (sí, la de los Pretenders) son excepcionales. También está muy bien el nuevo single de Mikal Cronin, el adelanto del nuevo trabajo de los neozelandeses Popstrangers, o la nueva de los Woods. Además, esta vez hay dos grupos de aquí que, curiosamente, son del mismo sello (El Genio Equivocado). Estoy hablando de Cosmen Adelaida y Grushenka, que han sacado dos singles tremendos. Una vez más, espero que os guste.

  1. Johnny and Mary (feat. Bryan Ferry) / Todd Terje 6:32
  2. When She Comes / EMA 3:39
  3. It Comes Back To You / Christopher Owens 4:28
  4. American Interior / Gruff Rhys 3:16
  5. Leaves Like Glass / Woods 3:31
  6. Let Her Go / Mac DeMarco 3:03
  7. Dancing in the Public Eye / Frankie Cosmos 1:46
  8. Afraid / Posse 2:47
  9. NIGHT LIGHTS II / Nana Grizol 2:30
  10. Soul In Motion / Mikal Cronin 3:40
  11. Dark Sunglasses / Chrissie Hynde 3:05
  12. Ring the Bells / Pixies 3:35
  13. Gouge / Eternal Summers 2:52
  14. I’m Not Part of Me / Cloud Nothings 4:35
  15. Figured Out / Merchandise 4:07
  16. Breaking the Angle Against the Tide / Craft Spells 3:50
  17. Country Kills / Popstrangers 3:28
  18. Vow / Bart Davenport 3:51
  19. Familia/trabajo / Cosmen Adelaida 2:34
  20. Enredo interesante / Grushenka 3:21
  21. Seasons (Waiting On You) / Future Islands 3:47
  22. So Now You Know / The Horrors 5:05

Todd Terje – It’s Album Time

terjealbumtime

Supongo que a más de uno le sorprenderá ver por aquí un disco de Todd Terje, y con razón. Son muy pocos los discos de música electrónica que se dejan ver por este blog, pero de vez en cuando, hay alguno que me sorprende y no me aburre. Además, estabais avisados, ya que en una de las recopilaciones de este año metí un tema suyo. También es cierto que la música del productor francés entra bastante bien.

Aunque parezca mentira, este es su primer trabajo. Uno lleva tantos años viendo su nombre en los carteles del Sonar, en la producción de algún disco (el último de Franz Ferdinand, por ejemplo), o en algún remix, que piensa que tiene una discografía de lo más extensa. Pues no, mucho maxi, un Ep, y sus colaboraciones con Lindstrom. Hasta el mismo se ha dado cuenta y ha titulado este trabajo It’s Album Time. Como viniendo a decir “ya tocaba”.

ToddTerje

En su debut, Terje nos propone un viaje por las décadas de los sesenta, setenta y ochenta. Un guateque futurista con paradas en el disco (en casi todas sus facetas), el easy listening o el electro más minimalista. Además, se guarda un as en la manga para los que no comulguen con su faceta más bailable. Estoy hablando de la versión del Johnny And Mary que ha hecho con su amigo Bryan Ferry. En ella ha bajado los BPM al máximo, y se ha sacado de la manga una canción que bien podría entrar en la faceta más soft de Roxy Music. Toda una delicia, y un gran homenaje a Robert Palmer. Pero como ya he dicho antes, en el resto del disco está más centrado en hacernos bailar, y la verdad es que lo consigue.

https://soundcloud.com/toddterje/johnny-and-mary

Pocas dudas quedan de por dónde van los tiros en el disco después de ver esa colorida portada. De hecho, si hicieran un remake de El Guateque, estoy convencido de que esta sería la música que sonaría en la película. Sobre todo después de escuchar canciones como Leisure Suit Preben (pura elegancia), Preben Goes To Acapulco, Alfonso Muskedunder o Svensk Sas, y su toque de baile de salón. Pero no os creáis que se ha relajado del todo, y ahora solo siente pasión por el easy listening, en gran parte del álbum también se acuerda de su pasado, tanto que ha metido dos de sus canciones más conocidas (Inspector Norse y Strandbar). El noruego no se olvida de Giorgio Moroder y, de paso, les da unas cuantas lecciones a los del casco en algunos temas. Ahí están las grandiosas Delorean Dynamite y Oh Joy, que junto con la versión de Robert Palmer, son lo mejor del disco. Un buen trabajo para empezar el fin de semana echándose unos bailes

7,7

Primavera Sound 2014: Pixies – EP3

PIXIES EP3

No entiendo muy bien porque los Pixies han estado editando sus nuevas canciones en formato Ep, si luego pensaban reunirlas todas, y venderlo como su primer álbum en 23 años. Vale que estos Eps solo salieron en una edición limita en vinilo, pero también salieron en digital y, por mucho que se empeñen las discográficas, muy poca gente se compra un cd a estas alturas. La única buena razón que veo para esto, es la edición en vinilo, que puede tener su gracia, pero poco más. También se comenta que las canciones tienen más sentido todas juntas, en el orden que le han puesto en el Lp, pero eso lo puede hacer cualquiera que tenga los tres Eps previos, y el single que regalaron. Vamos, una jugada de marketing un tanto absurda.

pixies-600x371

EP3 sigue la estela de los dos anteriores, y en él, nos dejan dos canciones buenas, una regular, y un pedazo de bodrio. No es ni mejor ni peor que los anteriores, y la verdad es que lo que podían haber hecho es sacar un mini-lp con los temas buenos. Eso sí, ni haciendo es llegarían a la genialidad de sus cinco primeros discos. Solo hay que asistir a un concierto suyo, y ver como baja la intensidad cuando tocan las canciones nuevas.

De EP3 me quedo con las dos últimas canciones, que son de lo más pop que han hecho nunca. Y de estas dos, me quedo con Ring The Bells, que me parece la mejor que de todas las últimas canciones que han sacado. En ella se ponen muy melódicos, pero no pierden la esencia de lo que siempre ha sido la música de los Pixies. Incluso hay un coro femenino, que la verdad, no tengo ni puta idea de quién lo ha hecho. Jamie Bravo también suena muy bien, pero no me ha gustado lo de utilizar el recurso del castellano para que nos acordemos de sus primeras canciones. De Bagboy tampoco se puede decir mucho más, sí, su estribillo suena potente, pero no deja de ser una canción muy normal de los Pixies. Y luego está Silver Snail, que es aburrida y simplona hasta decir basta. Un coñazo absoluto.

Voy a probar a meter todas juntas y hacerme mi propio Indie Cindy. A lo mejor cambio de opinión.

6,2

Mac DeMarco – Salad Days

Mac_DeMarco_Salad_Days

Mac DeMarco es uno de esos casos por los que merece la pena echar un vistazo a los blogs y webs que todos sabemos. El canadiense no ha parado de recibir elogios desde hace un par de años, cuando sacó su 2, y la verdad es que, en la mayoría de los casos, están más que justificados. Con tan solo 23 añitos, este chico de Vancouver ha dado muestras de un talento enorme, y con este nuevo trabajo demuestra que no es flor de un día. De hecho, yo diría que es incluso mejor que el anterior.

Poco ha cambiado en la música de DeMarco, sigue a su rollo, con sus influencias de Jonathan Richman, y contándonos historias cotidianas. Su día a día vuelve a estar presente en estas once canciones y, aunque se ha mudado de los suburbios canadienses a Brooklyn, apenas hay cambios en sus perezosas historias. Incluso repite a la hora de grabar en su casa, en lugar de irse a un estudio (solo ha cambiado de ciudad).

2012_00_16 Mac DeMarco

Musicalmente, Salad Days también sigue en la misma línea de álbum anterior. Es un disco lleno de guitarras a las que les cuesta arrancar, que, en muchos casos, son las protagonistas absolutas de la canción (tan solo se esconden tras los teclados en la muy psicodélica Chamber of Reflection). También se sigue moviendo en ese tono reposado en prácticamente todo el disco. De hecho, hacía mucho tiempo que no me relajaba tanto escuchando un disco. No sé si ese era su propósito, pero conmigo lo ha conseguido. Y con esto no estoy diciendo que el disco me parezca un rollo, todo lo contrario, lo encuentro disfrutable de principio a fin. Todo el álbum es brillante, y tan solo baja un poco la guardia en Let My Baby Stay. Y ni siquiera es que sea un mal tema, es que el resto son superiores (Salad Days, Let Her Go y Treat Her Better son perfectas). De todas formas, no es un disco de canciones, es un disco para escucharlo seguido, sin interrupciones. Así da gusto.

8,3

NPR Streaming

EMA – The Future’s Void

ema

Es un poco complicado etiquetar la música de EMA, ya que tiene un toque experimental, pero a la vez resulta de lo más accesible. Erika M. Anderson sabe cómo llevar a buen puerto una canción llena de pedales que distorsionan su voz, extraños ruidos, y beats locos. Lo hace con una facilidad pasmosa, y sin dejar de lado el toque más melódico. Por eso me gustaba tanto su anterior trabajo, y por eso me ha gustado este nuevo. Eso sí, aquí nos presenta una nueva faceta suya que me gusta mucho más. En varias canciones de este disco se deja de lado la experimentación, y se convierte en una cantante “normal”. Lo malo es que no lo hace en todo el disco, y estas canciones “normales” ganan a las más experimentales. No voy a meter Satellites en estas últimas.

ema2

Al igual que su anterior trabajo, The Future’s Void está grabado en su casa, y es una buena prueba de que se puede hacer un disco con un buen sonido en la sala de estar de cualquiera. Y es que, aunque el disco tenga cierto toque ruidista y lo-fi, suena genial. El mejor ejemplo de esto es Satellites, el punto más alto del disco, y una de las canciones de este 2014. Es un corte en el que no se deja de lado su toque más experimental, pero suena de vicio. Además, junto a sus pedales, sus guitarras ruidosas, y una caja de ritmos contundente, nos encontramos con un excelente estribillo. Toda una joya. Es una lástima que en el resto de canciones que siguen por estos derroteros, no logre igualar este corte. Y es que, en algún momento, se le va mucho la pinza. No voy a negar que me molan sus ganas de imitar los primeros años de PJ Harvey (Cthulu suena a la inglesa por todos los lados), y que el toque M.I.A en Neuromancer, es muy chulo, pero estos temas pierden la partida con esos otros menos experimentales que mencionaba antes. Vamos, que ella misma es su propia enemiga.

En este nuevo trabajo, la cantante de Dakota del Sur demuestra que tiene un gran talento para hacer baladas sin artificios. Dos buenos ejemplos son 3Jane y When She Comes. En la primera suena épica, algo así como una Kate Bush más contenida, y acierta de pleno: la canción es preciosa. En la segunda nos deja un dulce medio tiempo (con guitarra acústica) que es una maravilla. Casi parece otra artista. Y es que, en esta faceta más accesible de su música, nos deja ver con más facilidad lo buena compositora que es. Ahí está So Blonde, ese segundo single de Grunge-Pop con el que nos sorprendió hace un mes. Pero bueno, la chica ha decidido que, de momento, se va a mover entre estos dos mundos. Para muestra, Solace y Dead Celebrity, que cierran el disco fusionándolos.

7,7

The Horrors – Luminous

The-Horrors-Luminous

No es que quiera dedicar todo los últimos contenidos del blog a lo nuevo de The Horrors, pero ayer, tras poner la entrada con los adelantos de su nuevo trabajo, me encontré con él. Luminous ha sido mi banda sonora de las últimas 24 horas, y la verdad es que no me ha decepcionado. Sí es cierto que hay que ver como evoluciona, pero puedo afirmar que estamos ante otro disco notable de The Horrors. Además, por primera vez dan continuidad a su carrera, y no cambian radicalmente de estilo en este nuevo trabajo. Siguen en la estela del post-rock más amable, del shoegaze, y, en algunos casos, se meten de lleno en los ochenta más desenfadados. Algo que ya hicieron en Still Life, uno de los mejores cortes de su anterior trabajo, y su particular homenaje a Simple Minds.

2013THEHORRORS_JF_0156310713

El único cambio que se aprecia en Luminous, es un toque más bailable en algunos cortes. El grupo de Southend on Sea es otro de los que se ha estudiado de cabo a rabo la escena de Manchester y, afortunadamente, se han quedado con lo más importante: fusionar el baile con el pop. Canciones como Chasing Shadows, In And Out Of Sight (el tema más enfocado a la pista de baile) o ya la conocida I See You, y su parte final, son puro Manchester año 89. Pero no son las únicas, también se pueden ver ecos del segundo verano del amor en First Day Of Spring, un corte absolutamente pop que es una delicia. No es una canción bailable, pero sí recuerda un poco a los primeros The Charlatans o a Inspiral Carpets. Eso sí, en este tema, también dejan ver un poco de su amor por The Psychedelic Furs.

Aunque ellos mismo han descrito este trabajo como “Fun and danceable”, no es del todo cierto. De hecho, gran parte del álbum es reposado (sobre todo el final, donde bajan un poco el nivel) y se asemeja mucho a su anterior trabajo. Solo hay que escuchar So Now You Know, que guarda muchas semejanzas con Still Life. Esta una canción muy “radio friendly”, en parte por su deslumbrante estribillo, que entra como una apisonadora, pero en ella no encontramos nada que se aleje mucho de su pasado. Algo que, para mi gusto, me parece muy acertado. Tampoco hay que cambiar radicalmente en cada álbum. Sobre todo si el shoegaze te sigue funcionando (Jealous Sun), o si eres capaz de seguir revisitando con acierto a los grupos británicos de pop oscuro de los ochenta (Falling Star y Sleepwalk). Siguen por el camino correcto.

8

Recomendaciones en Streaming: The Horrors – I See You/So Now You Now

The-Horrors-Luminous

Estoy saturado de tantos adelantos discográficos, y no le puedo prestar atención a todos, pero no quería dejar pasar de largo los dos nuevos temas de The Horrors. La banda británica se ha convertido en uno de los grupos más interesantes de las islas, a pesar de que no empezaron con muy bien pie. Sí es cierto que no hacen nada nuevo y se dedican a recrear los momentos álgidos de la música inglesa de los últimos treinta años, pero se les da bastante bien. Lo vuelven a demostrar en los dos cortes que han adelantado de Luminous, el que será su nuevo trabajo.

El día que The Horrors decidieron dejar los cardados de lado, y abrazar el shoegaze o el post-punk más suave, nació un nuevo grupo. Olvidarse del punk sucio es lo mejor que han hecho en su vida, y solo hay que escuchar canciones como Sea Within A Sea o Still Life para darse cuenta. Cuanto más pop se ponen, mejores resultados obtienen. Como muestra, I See You y So Now You Now, los dos estupendos singles que han sacado este mes. Dos canciones mucho más electrónicas (la primera parece salida de un recopilatorio con lo mejor de la escena de Manchester), pero absolutamente pop. Sobre todo la segunda, donde se sacan de la manga un estribillo brillante, y la canción más comercial de toda su carrera. Toda una joya.