Dear Nora – Human Futures

La carrera de Dear Nora es una tanto curiosa. El grupo liderado por Katy Davison empezó su andadura allá por el 2000, cuando, junto con otros grupos, como Mates of State o Casiotone for the Painfully Alone, crearon una pequeña escena de pop lo-fi. Aunque también es cierto que la música de Davison tiraba más hacia el folk. Pero luego, unos años después, desaparecieron del mapa, y no fue hasta 2017 cuando volvimos a saber de ellos. Fue en ese año cuando reeditaron su segundo trabajo. Algo propiciado, en parte, porque se habían convertido en una banda de culto para muchos de los nuevos artistas folk. Lo que también los llevó a publicar su primer trabajo en una década en 2018, y a darle la continuación de la que hablo hoy.

Human Futures’ es un trabajo absolutamente minimalista en el que hay un poco más de electrónica, y en el que las canciones se mueven en mundos de lo más reposados. Pero también es un disco de lo más bello. Y en eso tiene la culpa Davison y su talento para construir canciones que hablan de cosas cotidianas y que, a pesar de no ser muy directas, son bastante pegadizas. Además, ha hecho muy bien no alargando sus temas demasiado, los cuales, en la mayoría de los casos, duran poco más de dos minutos, y van directos al grano.

El último trabajo de Dear Nora empieza de la forma más juguetona posible. “Scrolls of Doom” es una canción en la que experimentan con su lado más electrónico y se sacan de la manga un tema de lo más curioso. Pero en seguida cambian de rumbo y aparece ese lado más delicado y preciosista que, tengo que decir, que es el que más me gusta. Y es que, un tema como “Sedona”, con su delicada guitarra minimalista, y esas notas de teclado que entran en su estribillo, me ha conquistado del todo. O una canción tan bella como “Shadows”, en la que no necesita mucho para dar con la tecla que emociona. Además de esa “Flag (Into the Fray)” compuesta a pachas con Frankie Cosmos, en la que se pueden apreciar las razones por las que se han convertido en una referencia entre los nuevos artistas folk.

No todo en este álbum entra dentro de su mundo más minimalista. También hay canciones en las que se dejan llevar por otros sonidos. Como esa “Flowers Fading” en la que le dan protagonismo a un curioso sonido de sintetizador. O esa delicada “Fruitful Streams”, donde se acercan bastante al soft-pop. Además de “Airbnb Cowboy”, en la se ponen un poco más rabiosos y acelerados para denunciar el mundo de los alquileres turísticos. Aunque sí es cierto que al final se saltan todas las normas que se han puesto en el resto del álbum, y entregan una “Five Months on the Go” que casi se va a los seis minutos. Pero no pasa nada, porque hay que reconocer que les funciona bastante bien.

7,6

Un comentario

  1. yellowsnow77 · noviembre 29

    mediafire.com/file/ebffg0cy1zh07gj/querida+nora.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s